Flanes de diferentes sabores

¿Quieres sorprender a los invitados a tu mesa con un flan diferente? Descubre algunas recetas para que las personas que se sienten a tu mesa, ya sean mayores o pequeñas, disfruten con otra manera diferente de comer un flan. Flanes de diferentes sabores

Flan de menta

Para preparar este flan  con un sabor distinto a todos los conocidos hasta ahora, se necesitan los siguientes ingredientes para seis personas:

  • Un litro de leche
  • 100 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 gramos de harina
  • Medio vaso de jarabe de menta
  • Una cáscara de limón
  • 20 guindas verdes para adornar el flan

En primer lugar llevamos a ebullición la mitad de la leche y la retiramos del fuego. Ponemos a calentar en una cacerola la mantequilla, añadimos el azúcar y esperamos a que se derrita todo sin dejar de remover en ningún momento. Agregamos la harina, seguimos removiendo para evitar que se formen grumos, diluimos con un poco de leche e incorporamos el jarabe de menta.

Cuando estén todos los ingredientes bien mezclados, añadimos el resto de la leche y la cáscara del limón entera sin dejar de remover. Dejamos todo al fuego hasta que empiece a hervir y retiramos.

Desechamos la cáscara del limón y vertimos el preparado en una flanera. Movemos ligeramente el molde para  poder eliminar las posibles bolsas de aire y dejamos que se enfríe para introducirlo luego en el frigorífico durante aproximadamente tres horas.

Antes de volcar el flan en una fuente de servir, sumergimos el molde en agua caliente para que el postre se pueda deslizar mejor y lo adornamos con las guindas verdes en el centro.

Flan de chocolate

Prepara este delicioso postre para cuatro personas con los siguientes ingredientes:

  • 200 gramos de chocolate fondant
  • 5 huevos
  • 80 gramos de azúcar
  • 80 gramos de mantequilla
  • Dos copas de brandy

Desmenuzamos el chocolate y lo colocamos en una cacerola con tres cucharas de agua y lo derretimos a fuego muy lento.

Cascamos los huevos, separando las claras de las yemas y ponemos estas últimas en un cuenco con el azúcar. Lo batimos todo y cuando estén bien espumosas agregamos poco a poco el chocolate derretido, junto con la mantequilla, removiendo con el fuego siempre al mínimo.

Cuando la crema de chocolate esté bien homogénea, retiramos la cacerola del fuego e incorporamos el brandy. Dejamos que se enfríe todo bien y le agregamos las claras montadas a punto de nieve muy firme, mezclando todos los ingredientes muy bien.

Vertimos la crema en un molde para flanes y dejamos que se enfríe del todo. A continuación introducimos el molde dentro del frigorífico durante al menos dos o tres horas.

Antes de volcar el recipiente sobre la fuente, lo sumergimos unos instantes en agua hirviendo para que el flan se pueda deslizar con mayor facilidad.

Podemos adornar el flan con un poco de sirope de fresa y de chocolate para darle este toque especial que no dejará indiferente a nadie.

A %d blogueros les gusta esto: