Gusticos antes de la boda

El matrimonio es un gran paso en la vida de una mujer y así como las cosas dentro de una relación cambiarán lo mismo harán muchos aspectos en la cotidianidad de su vida. Por eso es que es valido tomarse algunos gusticos antes de perder la soltería. Gusticos antes de la boda Casarse representa un cambio total, no solo porque ahora se compartirá constantemente la vida con otra persona, sino que las costumbres tendrán que modificarse, los tiempos ya no serán los mismos, los compromisos son mayores así como las responsabilidades y se perderá la libertad para hacer cosas que se hacían antes cuando se estaba soltera. Y no porque haya dependencia o  imposiciones de las cosas, algo por lo que sentirse amarrada, sino que ahora la vida está ligada a alguien más y hay que tomar decisiones haciendo participe a otra persona.

Por ello antes de realizar estas modificaciones definitivas, es bueno hacer estas actividades

– Realizar un viaje con las amigas, pero solo de chicas para que entre ellas se diviertan en un lugar lejos de la cotidianidad, realzando actividades que solo ellas quería hacer hace rato y con los que pueden alcanzar unos días de diversión increíbles. De una u otra manera puede ser tomada como una antelación a la despedida de soltera de donde quedaran muchísimos recuerdos que años más adelante robaran miles de sonrisas. Los destinos pueden ir desde la playa que es lo más común, pasando por un lugar rural o finalmente por un lugar histórico.

– Salir a una fiesta es muy importante y más cuando se comparte con los amigos más cercanos o queridos, pues en un futuro cercano las responsabilidades como la cena, los hijos o la casa no darán tiempo para salidas y diversiones. 

– Una sesión relajante en un spa o centro estético puede ser algo tranquilizante pues no hay que negar que los días previos al matrimonio son de mucha ansiedad y a veces de estrés si las cosas no empiezan a salir como se planean. Los tratamientos capilares, masajes en todo el cuerpo y exfoliaciones revitalizarán totalmente el organismo.

– Los caprichos en cuanto a compras son validos y pueden ser divertidos teniendo en cuenta que la soltería permite tener cierta libertad para gastar el dinero en lo que más atrae, pero en un ámbito familiar hay que ahorrar, contemplar los gastos y los gustos ya no serán tan frecuentes, así que un vestido, un par de zapatos, un vestido de baño o un postre pueden entrar dentro de la lista. Finalmente cuando una chica esta casada no tendrá algún tipo de remordimiento porque no puedo disfrutar de cosas simples.

– Un encuentro con toda la familia, incluyendo tíos, abuelos y primos puede ser de gran ayuda por varios motivos: lo más importante es sentir el apoyo de todos los seres queridos, disfrutar como si aun se fuera niña, pues a pesar de que ya se está madurando y el paso del matrimonio es muestra de ello, seguirá siendo una chiquilla a la que siempre tendrán en cuenta y amaran a pesar de que se mude a un lugar más lejano o las visitas sean poco frecuentes. Además que los padres sentirán un gran vacío no solo de manera física sino también emocional pues a pesar de entender que su hija ha crecido, es difícil sentir que ahora es su turno de formar una familia.

A %d blogueros les gusta esto: