La dieta de las ocho horas

ssEsta dieta que promete ser menos angustioso y bastante más efectiva de lo que parece, ha sido presentada en el libro la “dieta de las 8 horas” escrito por D. Zinczenko. Conoce un poco más sobre ella.

¿En qué consiste esta dieta?

Esta dieta no puede ser más simple ya que durante ocho horas la persona puede comer todo aquello que quiera y en las cantidades que desee. Durante las dieciséis horas restantes, el ayuno debe ser absoluto. Aunque esto puede parecer un sacrificio, en realidad no lo es, ya que si se tiene en cuenta que se duerme una media de ocho horas cada día, en realidad sólo quedan ocho horas en las que no se puede comer nada. De estas ocho horas, cuatro corresponden al tiempo que transcurre después de la comida, por lo que se debe renunciar a cualquier tipo de merienda antes de irte a la cama. La otra renuncia sería eliminar el desayuno, de tal manera que no se debe comer nada hasta cuatro horas después de haberse levantado.

Esta dieta no ha sido sometida aún a pruebas clínicas pero parece ser que se baja de peso y se queman muchas grasas de una manera bastante acelerada. Este plan es muy flexible y se puede llevar a acabo solamente durante un día a la semana, pero como todas las dietas “milagro”, también ha sido catalogada como poco saludable y arriesgada por algunos nutricionistas.

Dieta de jugos para perder kilos

Si lo prefieres puedes recurrir a una dieta de jugos para bajar de peso, en la que solamente se deben tomar jugos naturales preparados con verduras y con frutas frescas. Y es que privarse todos los días de alimentos, excepto de las frutas y verduras, puede ayudar a eliminar algún kilo extra. Durante estos días de ayuno con jugos, el peso que se pierde es mayormente agua, no grasa, algo que es muy fácil de recuperar. Además se corre el riesgo de que el cuerpo se acostumbre a consumir pocas calorías y por consiguiente el metabolismo se vuelve más lento.

Muy importante a tener en cuenta es que una cosa es renunciar a ciertos alimentos durante unos días, pero si alguien necesita perder bastante peso y decide seguir esta dieta, puede ser peligrosa e ineficaz ya que el organismo comenzaría a carecer de importantes nutrientes y proteínas.

Aunque uno o dos días solamente a base de jugos no contribuye a lograr adelgazar directamente, lo cierto es que se ha demostrado que este enfoque ayuda como parte de una dieta más balanceada, por ejemplo, si un día a la semana se ayuna y se controlan las porciones ingeridas durante el resto de los días.

Como siempre aconsejamos, no se recomienda hacer ningún cambio brusco en la alimentación sin antes consultar con el médico. Las mujeres embarazadas y aquellas personas que tengan ciertas enfermedades como la diabetes, no deben realizar esta dieta por el consumo excesivo de azúcares.

A %d blogueros les gusta esto: