La dieta Perricone

dietaLa dieta Perricone o conocida también como dieta antiaging nos invita a cambiar nuestros hábitos alimenticios y a incluir alimentos que sean antioxidantes y antiinflamatorios. Creada por el dermatólogo Perricone, esta dieta es seguida por numerosas celebridades desde el año 2014.

Información sobre la dieta Perricone

Con esta dieta se frena la oxidación y la inflamación celular al primar en ella los alimentos que ayudan a recuperar la salud del cuerpo y de la piel así como a potenciar la energía. Estos alimentos son el salmón salvaje, las verduras verdes, el aceite de oliva virgen, los frutos rojos y las fresas, avena en copos, los lácteos sin edulcorantes, el té verde, el agua mineral, las plantas aromáticas y el cacao puro en dosis pequeñas.

Nutrientes antiedad primordiales son las proteínas de alta calidad que se encuentran en los pescados frescos, en el pollo de corral, en el pavo, en los huevos orgánicos, en el tofy, en el kéfir, en los yogures naturales y en las almendras.

Se aconseja tomar hidratos de carbono complejos así como fibra que sea de bajo contenido glucémico para permitir una absorción bastante más lenta y no provocar reacciones inflamatorias por el aumento de los niveles de azúcar en la sangre. Se puede encontrar en las moras, en las cebollas blancas y rojas, en las frambuesas, en el aceite de oliva, en la avena y en los limones.

Es muy importante la presencia del ácido alfa lipoico que se encuentra en verduras como el brócoli o las espinacas ya que es clave contra el envejecimiento, así como la vitamina A, presente en los frutos rojos, la vitamina B que se encuentra en las sardinas por ejemplo y la vitamina C.

Alimento a evitar sin duda, el azúcar ya que la piel pierde elasticidad puesto que las moléculas de los azúcares se adhieren a las fibras que se encuentran en el colágeno. Este proceso se ve favorecido por los copos de maíz, el arroz, el pan blanco y los frutos secos. El alcohol, el café, el tabaco, los refrescos y los zumos envasados están totalmente desaconsejados en esta dieta.

Por el contrario es recomendable beber entre ocho y diez vasos de agua mineral cada día, siendo el primer vaso que se debe tomar en ayunas y acompañar cada una de las comidas de otro vaso de agua. El café debe sustituirse por una taza de té verde.

Para complementar esta dieta, como prácticamente todas, se aconseja practicar media hora cada día de ejercicio, combinando los ejercicios cardiovasculares con los de flexibilidad y vigor muscular.

Indispensable también es dormir las horas suficientes para este régimen, puesto que durante el momento del sueño se llegan a anular los efectos negativos que produce el cortisol, además de liberarse la hormona de la juventud y del crecimiento. Por otra parte se emite melatonina, una hormona que tiene unos efectos muy positivos tanto sobre el sistema inmunológico y como sobre la piel.

A %d blogueros les gusta esto: