Dietas: cosas a saber antes de empezar

¿Bajar de peso es embellecerse? Eso se cree, y de eso se habla.
Hoy en día es tratado con suma naturalidad el tema de la obesidad, y se revelan, aconsejan, coleccionan y experimentan nuevas dietas día a día. Tal es así que existen programas de TV, a los que podría llamarse realitys, en los que se realiza un seguimiento a cada obeso notando sus cambios físicos (y anímicos, mientras juegan con sus sentimientos). Dietas: cosas a saber antes de empezar Lo importante de TODA dieta, es la organización. Este es el secreto de todo régimen que uno se proponga, por más que uno quiera y desborde de fuerza de voluntad, debe contar con una organización, con todas las letras. Esto será fundamental para poder seguir al pie de la letra las indicaciones de un plan alimentario día a día, y con el tiempo, hacerlo llevadero.

  • Presta atención a los ayunos, suelen ser peligrosos.
  • Es mejor comer varias comidas pequeñas al día que pocas contundentes.
  • Lo ideal es al momento de ir al súper, llevar contigo una lista de lo que necesitas y restringirte sólo a ella.
  • No existe dieta efectiva en el tiempo si no se acompaña con algún tipo de ejercicio, por más que sea moderado.
  • Los alimentos naturales son los que mayor beneficio dan a nuestro organismo.
  • Los alimentos»light» no son el secreto del éxito, sino un complemento para la dieta.
  • Investiga los resultados y beneficios de cada alimento, ya que la dieta no sólo podrá combatir aquellos rollitos de más, sino que además podrás sacarle partido a la depilación, cabello, manos y pies.
  • Las dietas mágicas no existen.
  • Una dieta sin carbohidratos, por más de moda que estén, solo sirve a corto plazo, pues la represión de este grupo de alimentos puede hacer que una vez que vuelvas a consumirlos, tengas un efecto «rebote».
  • Lo ideal es perder entre medio y un kilo por semana.
  • Tomar mucho líquido no solo ayuda al funcionamiento del cuerpo sino también ayuda a aumentar el nivel de saciedad.
  • Es importante permitirse al menos una comida (no light) a la semana para ayudar a mantener la voluntad a través del tiempo.
  • A la hora de salir a comer afuera, los restaurants de hoy en día tienen varios apetitosos menúes «light», por eso no dejes de salir, pero tampoco utilices el hecho de comer afuera como excusa para romper la dieta.
  • Es mejor un 10% de dieta en el día que nada. Con esto vamos a que, si tienes una fiesta y no deseas respetar tu dieta, es mejor que el resto del día la cumplas en lugar de que «por tener que romperla por la noche, lo hagas también durante el resto del día».

Someterse a una dieta es una decisión muy importante, y resultará más efectiva si lo haces bajo las indicaciones de un especialista, y no de una revista de moda. Saca provecho a la dieta que te aconsejen o receten, y con organización y voluntad, será lo que esperas. Te verás linda por dentro, y por fuera!

A %d blogueros les gusta esto: