Adelgazar con la dieta alcalina

2La dieta alcalina se centra en poner atención en los alimentos que ingerimos, pero no desde el punto de vista de si éstos hacen adelgazar o engordar, sino de la perspectiva de cómo afectan a la salud. Esta dieta defiende la ingesta de alimentos que son alcalinos frente a los alimentos ácidos.

¿En qué consiste una dieta alcalina?

La salud de nuestro organismo depende de la manera en la que nos alimentamos por lo que una alimentación errónea es sinónimo de tener algún tipo de dolencia, mientras que una equilibrada alimentación nos ayudará a protegernos de sufrir ciertas enfermedades. En esta premisa se sustenta esta dieta alcalina ya que diferentes estudios científicos llegan a vaticinar que algunas enfermedades de pulmones, de tipo cardiovascular, de riñones o cerebrales, tienen más tendencia a llegar a desarrollarse en un cuerpo que tiene un alto porcentaje de acidez que en un cuerpo de tipo alcalino.

El nivel de acidez del organismo, o lo que es lo mismo, el Ph de nuestro cuerpo, se mide en una escala que va desde el 0 hasta el 14. Desde el 0 al 7 se considera que es un cuerpo ácido mientras que del 7 al 14 sería alcalino.

Para conseguir un equilibrio, la dieta alcalina apuesta por mantener una alimentación a base de verduras y de frutas dejando de un lado la carne de cerdo, de aves de corral, de carnes rojas, etc. de igual manera que los lácteos. Las grasas y los azúcares, por supuesto, se encuentran excluidos de esta dieta.

Con este tipo de alimentación se consigue primeramente, desintoxicar el cuerpo a través de la orina. Ésta será más alcalina y fluida lo que ayudara a la eliminación de las toxinas a la vez que protege de padecer una infección en los riñones. Además el exceso de kilos disminuirá,.

Esta dieta no cuenta con ninguna pócima que sea mágica, sino por una alimentación correcta dando prioridad a las verduras y frutas en contra de las comidas rápidas o alimentos con un elevado contenido en harina y en azúcares.

Alimentos alcalinos contra el cáncer

Como acabamos de comentar, un cuerpo con un pH de 0 a 7 tiene un porcentaje muy elevado de acidez, lo que quiere decir que es un imán para atraer enfermedades. Para evitar esto, lo ideal es encontrar el equilibrio entre la alcalinidad y la acidez.

Para ello os vamos a mostrar algunos alimentos alcalinos con los que puedes hacer unas fantásticas recetas y proteger a tu salud. Entre las verduras destacar la remolacha, brócoli, col, zanahoria, coliflor, apio, judías verdes, pimientos, pepino, berenjenas, ajo, lechuga, hongos, nabo, cebolla, calabaza, rábanos, algas, espinacas, tomates, berro, brotes de soja, habas, espárragos y  repollo.

En lo que concierne a las frutas las ideales son las manzanas, albaricoques, frutos rojos, mango, papaya, fruta de la pasión, coco, uvas, pomelo, melón, sandía, cerezas, limón, lima, mandarinas, melocotón, piña, pera y ciruelas.

Las lentejas son excelentes así como especias como el jengibre, la canela, la guindilla, el curry o el perejil. Como condimentos los más aconsejables con el vinagre de manzana y la miel. El té y las infusiones son muy aconsejables a la hora de llevar una dieta alcalina.

Estos alimentos son orientativos ya que existen muchísimos más, pero con ellos podemos hacernos una idea de los que nos los más aconsejables y con los que lograrás que tu salud se encuentre mucho mejor.

A %d blogueros les gusta esto: