La historia del Roscón de Reyes

sConsiderado como el primer “donut” de la historia, el origen del este dulce no tiene nada que ver con la llegada a Belén de los Reyes Magos para adorar al niño Jesús, sino que parece ser que se encuentra relacionado con las saturnales romanas, unas fiestas dedicadas al dios Saturno para que el pueblo romano pudiera celebrar los días más largos que comenzaban tras el solsticio de invierno. Para la celebración de estos festejos se preparaban unas tortas con formas redondas hechas con dátiles, higos y miel, y se repartí por igual entre los esclavos y los plebeyos.

El Roscón de Reyes

El paste que se consume hoy en día tiene forma de rosca, imitando más o menos una corona real que se cubre con frutas escarchadas que parecen joyas de la corona y en cuyo interior se encuentra escondida una pequeña sorpresa, en ocasiones de gran valor. La tradición cuenta que quien encuentra la sorpresa tiene que pagar el roscón.

La receta del roscón de Reyes es antigua en el mediterráneo y en la Provenza francesa también se encuentran dulces muy semejantes a él. Ya durante el reinado de Luis XV, éste quedó encantado con el roscón y se dedicó a propagarlo, con una moneda en su interior como sorpresa, entre toda la aristocracia francesa y europea. De esta manera llegó hasta España de manos de los Borbones y donde recibió una acogida excelente. Esta costumbre pronto pasaría de la nobleza al pueblo llano, siendo la ciudad de Madrid y la ciudad de Sevilla los más importantes baluartes de esta obra de la repostería. Poco a poco todo el país, así como Hispanoamérica, fueron dejándose seducir por su único sabor, siendo costumbre en la actualidad merendarlo durante el día de Reyes con un poco de chocolate caliente.

La sorpresa del Roscón de Reyes

Posteriormente las monedas fueron sustituidas por un haba y ésta por otro tipo de regalos mucho más sencillos que deben ir envueltos, por razones higiénicas, en un envoltorio protector. Esta sorpresa comenzó siendo de cerámica o de porcelana y actualmente es de un plástico resistente al calor. Se dice que la sorpresa representa al niño Jesús que necesitó ser escondido y protegido después de su nacimiento. En algunos lugares se sigue incluyendo una figurita junto al haba.

La sorpresa es muy variable pudiendo ser muñequitos infantiles, adornos, miniaturas de objetos, personajes famosos o incluso aquello que el cliente desee,

Preparación del Roscón

Se prepara con harina, leche, levadura, huevos, margarina, agua de azahar, azúcar y sal, aunque pueden añadirse otros ingredientes como por ejemplo anís o cualquier otro tipo de aromatizante.

Otro de sus puntos fuertes es la decoración, ya que le da un sabor mucho más atrayente, un aroma delicioso y un colorido muy vistoso. PAra la aromatización y para la decoración se una naranja natural con piel, frutas confitadas, ralladuras de limón, almendras laminadas y azúcar glass. Se dice que la fruta confitada de color verde y rojo son el símbolo que representa las esmeraldas y las gemas que llevaban en sus túnicas los Reyes de Oriente.

Este dulce suele gustar a todo el mundo por su gran variedad, ya que se puede comer sin relleno, con relleno de crema pastelera, con relleno de nata, de chocolate, de trufa, etc., aunque hay que decir que el clásico es el roscón sin relleno o el relleno de nata.

A %d blogueros les gusta esto: