Trucos para cuidar tu pelo en casa

Existen algunos trucos caseros que te ayudarán a tener un precioso pelo sin necesidad de acudir a la peluquería. Descubre algunos de los mejores que te harán lucir una cabellera preciosa y sin apenas gastarte dinero. Trucos para cuidar tu pelo en casa

Consigue un cabello más sedoso

Con un poco de vinagre blanco conseguirás tener un pelo mucho más sedoso. Para ello cada vez que te laves el pelo, échate en el último aclarado un chorro de vinagre diluido en agua y verás cómo en unos pocos días tu pelo estará mucho más sedoso al tacto y mucho más fácil de ser peinado.

Una dosis extra de brillo

Tu pelo ganará muchísimo brillo si lo empapas con cerveza. Para ellos debes lavarlo como haces normalmente y después vaporizar sobre el pelo todavía húmedo un poco de cerveza. Y no te preocupes por el olor ya que acabará evaporándose.

Cómo potenciar los rizos sin tener que ir a la peluquería

Si quieres cambiar de imagen y para ello te apetece rizarte el cabello, pon un litro de agua a hervir y añade medio vaso de cerveza y el zumo de medio limón. Deja que repose durante unos minutos e introduce el líquido en un bote de spray para pulverizar con esta mezcla el pelo. Con las manos, vete moldeando y rizando tu cabello.

Más vigor

Para conseguir que tu pelo tenga siempre una aspecto brillante y fuerte, debes empapar un peine en un poco de aceite de oliva y pasártelo por el cabello varias veces. Después cubre la cabeza con una toalla y permanece así durante un cuarto de hora. Termina lavándotelo normalmente y podrás comprobar los resultados.

¿Tienes las puntas abiertas?

Para evitar que tus puntas del peso se resequen y se abran, aplícate un poco de aceite de oliva por las noches en ellas. La mejor manera de hacerlo es cogerte una coleta a la altura de la coronilla y con una brocha aplicar el aceite de oliva a partir del último tercio de la coleta y envuelve el pelo con un gorro de ducha o con un plástico para que actúe durante toda la noche. Por la mañana procede a lavarte el pelo con el champú habitual.

Anticaspa casero

Si no puedes o no quieres gastarte demasiado dinero comprando champús para combatir la caspa, puedes probar este remedio que resulta bastante eficaz además de económico. Mezcla unas ramas de romero con un poco de alcohol y cuando éste último cambie de color, quita las ramas del romero y masaje tu cuero cabelludo después de cada lavado suavemente con esta loción.

Vitaminas para un cabello estropeado

Si el abuso de tintes, de planchas y de secadores han conseguido estropear tu pelo, puedes probar a devolverle su belleza natural mezclando medio aguacate con una cuchara de aceite de oliva y una yema de huevo. Bate todos estos ingredientes hasta conseguir una mezcla espumosa y aplícala sobre el cabello recién lavado. Deja que actúe durante quince minutos y aclara con agua templada.

A %d blogueros les gusta esto: