Libera tu casa de tóxicos

Aunque pienses que las sustancias probablemente más contaminantes que existen llegan desde el exterior de tu hogar, estás muy equivocada ya que son muchos los tóxicos que tienes en tu casa sin darte cuenta. Identifícalos y expúlsalos para ganar en salud. Libera tu casa de tóxicos

Bisfenol A

Este tóxico se encuentra presente en las carcasas de nuestros ordenadores, en los Cd´s, en los DVD´s, en las resinas que recubren muchas latas de bebidas, de comida y de pinturas así como en los electrodomésticos, incluso en empastes de dientes. La Unión Europea por eso no permite su utilización en los biberones infantiles que son fabricados con plástico, ya que entraña una serie de riesgos para el sistema inmunológico del bebé puesto que al calentarse, éste tóxico pasa del plástico hasta la leche.

Puede llegar a provocar anomalías genitales masculinas así como agresividad. Según una publicación de la Asociación Médica Americana también se ha demostrado una relación entre este tipo de tóxico y la diabetes de tipo 2.

Eftalatos

Estas sustancias son unas de las que más llegan a contaminar nuestros hogares ya que pueden llegar a formar parte de los típicos recipientes de plástico que utilizamos en ellos y desde allí se liberan por el aire. También se encuentra en los materiales de construcción, en los aparatos electrónicos, en los pegamentos, en los productos de limpieza y de aseo personal, en las pinturas, en los barnices, en la arcilla para modelar, en las tintas de impresión, en los ambientadores y pesticidas y en los tejidos y ropa, llegando a pasar a nuestro torrente circulatorio cuando se inhalan o se aplican sobre nuestra piel productos que los contienen.

Los eftalatos pueden provocar problemas de salud que se encuentran relaciones con alteraciones hormonales. También provocan alergias infantiles y asma, alteraciones en el comportamiento, daños en el esperma de los hombres, cáncer de mama, etc.

Mercurio

El mercurio es un metal pesado que suele ser empleado en amalgamas dentales, en baterías, en termómetros, en desinfectantes o en plaguicidas. También se encuentra en los pescados contaminados y en las combustiones de las incineradoras de residuos. Su presencia puede llegar a provocar parálisis cerebral, bronquitis aguda, dermatitis, deterioro cognitivo, pérdida de audición, retinopatía o enfermedades coronarias arteriales entre otras.

Plomo

Este material es una gran contaminante debido a las tuberías utilizadas para el agua potable así como por las pinturas que lo contienen. Aunque ha sido prohibido por la UE sigue estando presente en algunas pinturas que han sido aplicadas antes de los años 80 y que cuando se lijan por ejemplo, para hacer reformas, siguen soltando partículas.

El plomo provoca reducción de la fertilidad tanto femenina como masculina, cataratas, enfermedades coronarias, hipertensión, pérdida de oído, etc.

Alquilfenoles

Es empleado para producir detergentes, humectantes, emulsionantes, adhesivos, pinturas, pesticidas, productos de limpieza, cosméticos, etc. La UE igualmente ha llegado a adoptar medidas para poder reducir su uso aunque siguen siendo insuficientes. Respirarlos puede provocar diversos cambios hormonales así como una mala calidad del semen de los hombres.

A %d blogueros les gusta esto: