Plantas depurativas

Además de ayudarnos a eliminar toxinas y líquidos, el consumo de algunas plantas mejoran el funcionamiento de nuestros riñones. Descubre cómo tomar algunas de ellas. Plantas depurativas

Brezo

Esta planta ayuda a desinfectar. Consúmela en decocción echando 40 gramos de sus flores (las parte situada en su extremo superior) por cada litro de agua.

Diente de león

Tómalo en zumo tres veces al día habiéndolo decocido previamente en un litro de agua un puñado de sus hojas y de sus raíces. También puede tomarse en comprimidos de una a dos unidades, durante tres veces al día igualmente. Silo prefieres consúmelo en tintura de diez a cincuenta gotas también tres veces al día.

Gayuba y cerezo

La gayuba puedes tomarla en tintura utilizando cuarenta gotas durante tres veces al día y el cerezo debes decocer un puñado de los rabos de las cerezas por cada litro de agua para beberlo a lo largo del día.

Gatuña

Esta planta es drenante y puedes tomarla en una infusión preparada con treinta gramos de hojas y de flores de esta planta por cada litro de agua. También se puede hervir con un poco de menta o de anís.

Cola de caballo

Es remineralizante. Se puede tomar en una infusión que se habrá preparado con una o dos cucharadas de esta planta por cada taza de agua; en comprimidos de una a dos unidades tres veces al día o en tintura de veinte a cuarenta gotas tres veces al día también.

Grama

El sabor de esta planta no es muy bueno por lo que conviene tomarla mejor en comprimidos.

Abedul

Se puede tomar en zumo unas dos cucharadas durante tres veces al día o en infusión: cuarenta gramos de hojas por cada litro de agua.

Ortiga

Tómala en zumo ingiriendo dos cucharas de éste; en decocción: añadiendo un puñado de esta plata por cada litro de agua o en comprimidos: de uno a dos tres veces al día.

Grosellero negro

Se puede tomar en infusión preparando cuarenta gramos de sus hojas por cada litro de agua.

Enebro

Tómalo en infusión preparando de veinte a treinta gramos de bayas por cada litro de agua o una cucharada pequeñas por cada taza. También puedes tomarlo como aceite esencial tres veces al día y tres gotas cada vez.

Té verde o té rojo

El primero es estimulante y te ayudará a adelgazar, a retrasar el envejecimiento, a estimular el metabolismo, a calmar los dolores de cabeza, a controlar el colesterol, a cuidar los huesos y a prevenir la caries.

Por su parte el té rojo es depurador y activa el metabolismo quemando las grasas en lugar de almacenarlas, reduce los triglicéridos, el ácido úrico y los niveles del colesterol malo, refuerza el sistema inmunológico, protege de algunas infecciones, desintoxica el organismo, evita la retención de líquidos y facilita la digestión.

Este té se consigue de una segunda fermentación de las hojas del té verde, confiriéndole por tanto más propiedades.

A %d blogueros les gusta esto: