Los afrodisíacos que todas debemos conocer (II)

¿Los mariscos son realmente afrodisíacos? ¿Es mito o realidad? En este segundo artículo sobre los afrodisíacos les propongo analizar las propiedades de los mariscos por lo que gozan de tanta popularidad. La interrogante Los afrodisíacos que todas debemos conocer (II)

Isabel Allende escribió en uno de sus libros – «Para las mujeres el mejor afrodisiaco son las palabras, el punto g está en los oídos, el que busque más abajo está perdiendo el tiempo» – lo que todas las mujeres sabemos que es una gran verdad. ¿Pero qué pasa con los hombres?, ¿cómo poder llevarlos al éxtasis ?. Las mujeres enamoradas nos pasamos un promedio 1 hora del día pensando que hacer para darle una noche especial a nuestra pareja y los afrodisíacos siempre son un pensamiento recurrente, por eso es importante conocerlos bien para poder sacar el máximo ya sea a sus efectos reales o a sus efectos en nuestras mentes.

Hoy hablaremos sobre los mariscos, quienes poseen el número uno en popularidad en lo que a afrodisíacos se refiere. El marisco destaca por su contenido en vitaminas (vitamina B12) necesarias para la estabilidad del sistema nervioso central, o minerales imprescindibles para la salud como el yodo, fundamental para el tiroides, una de las glándulas más importantes de nuestro cuerpo.

Aunque es cierto que el marisco contiene algunos nutrientes indispensables para el correcto funcionamiento de la libido y del sistema reproductor, no existen estudios que demuestren que el marisco sea afrodisíaco aunque se sabe que los mariscos contienen zinc, el cual es un oligoelemento que estimula partes del cerebro que tienen que ver con la respuesta sexual.

Estudios destacan que 3 de cada 5 personas creen en el poder afrodisíaco de los mariscos entonces si se asume que un afrodisíaco es una sustancia, un alimento o un pensamiento que puede afectar la parte sexual o mejorar el deseo sexual, entonces si existe, dependerá siempre de la definición y actitud ante este de cada quien.

Según un experimentado cocinero e investigador de las propiedades de los mariscos «Los afrodisíacos son un mito en el que cree todo el mundo; sin embargo, no hay evidencia científica de ningún tipo que pruebe que existan alimentos con esas cualidades» – dice -» En este tema se cumple aquello de la «profecía auto-complacida»; es decir, donde lo que yo espero que suceda, sucede».

Y esperando que suceda… si a tu pareja le gusta el marisco, nada mejor que una cena romántica para despertar los afrodisíacos que llevamos dentro, el amor, la imaginación y la pasión.

Ejemplo de mariscos afrodisíacos:

  • Almejas: Molusco lamelibranquio, marino, de concha con surcos concéntricos y carne comestible. Hay muchos que confían ciegamente en las propiedades afrodisiacas de las almejas. Las almejas americanas aparecieron en el Reino unido alrededor de 1920, cuando las arrojaban desde los transatlánticos al puerto al finalizar las travesías. Las almejas europeas, al igual que las americanas, se comen crudas.
  • Angelote: Tiene un exquisito sabor. Su uso se remonta al medievo. Se cocina igual que la raya.
  • Anguila: Pez fisóstomo de agua dulce, con cuerpo alargado y cilíndrico, cubierto con una sustancia viscosa que lo hace muy escurridizo, mandíbula inferior saliente y aleta dorsal muy larga. Se puede comer cocinada o ahumada. Nace en el mar, vive en los ríos y lagos y vuelve al mar para desovar y morir.
  • Arenque: Pez fisóstomo marino, parecido a las sardinas, pero de mayor tamaño. Es un potente afrodisiaco, según la cultura irlandesa. Además de excitantes son magníficos reconstituyentes.
  • Berberechos: Molusco lamelibranquio, con las valvas de la concha casi circulares y estriadas, que se cría en las costas del norte de España y es comestible. Se come tanto crudo como cocinado.
  • Boquerones: Pez fisóstomo marino, de boca muy prolongada. Comestible. Con el se preparan las anchoas. En la antigua Grecia se les atribuía un gran poder afrodisiaco y aún se sigue dándoselo.
  • Buccino: Caracoles marinos adultos. Lo adecuado para aprovechar sus propiedades es comerlos cuando son pequeños. En la edad adulta pierden sus efectos.
  • Caballa: Pez de carne roja y poco estimada. La caballa ahumada colocada en canapés es un potente afrodisiaco por su rápido efecto.
  • Carpa: Pez fisóstomo fluvial, de carne muy apreciada. Cocinado al estilo cantonés, se convierte en un potente afrodisiaco.
  • Caviar: Son las huevas del esturión: Tiene un gran contenido proteínico y es estimulante de los instintos sexuales.
  • Gambas: Crustáceo parecido al langostino, aunque de menor tamaño. Como todo marisco se le atribuye un alto contenido afrodisiaco. En algunas culturas se comen vivas, creyendo que así mantienen sus cualidades potenciadoras del libido.
  • Lamprea: Pez marino o de río, de cuerpo cilíndrico, liso, viscoso, de color grisáceo con manchas verdes o pardas, cuya carne es muy apreciada. Las que son más consideradas en el aspecto afrodisiaco son las de tamaño mediano.
  • Ostras: Molusco marino que vive adherida a las rocas y constituye el marisco comestible más apreciado. La ostra es el no más allá de los productos afrodisiacos. Se pueden comer cocinadas, pero sus poderes se notan más si se comen en crudo.
  • Pez espada: De gran aprecio al igual que las aletas de tiburón.
  • Salmón: Como afrodisiaco es más potente que la carne de vaca y sus efectos más inmediatos.
  • Tiburón: Tanto su carne como sus aletas gozan de gran prestigio para tal fin.
  • Trufas: Las trufas contienen las hormonas masculinas llamadas feromonas. Por lo cual se le atribuye efectos afrodisiacos.

Receta para una cena afrodisíaca:

Ingredientes:

  • 2 aguacates no demasiado maduros (pelados y cortados en cuadros)
  • 1 mango pelado y cortado en cuadros
  • 2 rodajas de piña fresca cortada en cubos
  • 20 hojas de menta fresca
  • 75 gr. de almejas frescas (cocidas y sin su concha)
  • 6 langostinos frescos cocidos y pelados
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cucharada de jengibre rallado
  • 1 cucharadita de curry
  • 10 gotas de salsa Tabasco
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de mayonesa
  • 1 cucharada de salsa de soya
  • 25 gr. de piñones tostados
  • Jugo de 1 limón
  • Sal y pimienta negra recién molida.

Preparación:

  • El primer paso es que coloques en un tazón preferiblemente de cerámica los langostinos cortados en láminas lo más finas que puedas, la piña, el mango, el aguacate y las almejas. Luego tendrás que machacar la menta y los ajos, si tienes un mortero es mucho más sencillo, posteriormente añade el resto de los ingrediente y mezcla de forma enérgica con una cuchara. Finalmente añade esta salsa a la mezcla que habías preparado con los langostinos, en este caso mezclar de manera muy delicada, como toque final espolvorea los piñones sobre la mezcla y listo…Es muy aconsejable para acompañar pescados como el salmón, el rape, entre otros, en lo personal lo recomiendo con salmón.
A %d blogueros les gusta esto: