Luce una piel del rostro mucho más joven durante el verano

El sol es el culpable de casi un 80% de los signos habituales del envejecimiento prematuro de la piel. Toma nota de lo que se puede hacer para lucir una piel del rostro mucho más radiante durante todo el verano y ponerla a salvo del paso de los años. Luce una piel del rostro mucho más joven durante el  verano

Un cutis terso y liso bajo el sol

Es cierto que ya se ha convertido en un acto reflejo echarnos bien de crema al ir a  la piscina o a la playa,  pero lo que siempre se nos olvida es el día  adía ya que no solemos proteger nuestra piel cada vez que salimos de casa y de este hábito tan excelente depende el estado de nuestra piel cuando termina el verano.

Para detener el inexorable avance de las arrugas es necesario el uso de una crema hidratante de día que cuente con una protección solar con un mínimo de 15 para prolongar la juventud de nuestra dermis, aunque lo ideal sería utilizar una con un factor de protección solar 30 o superior. Sobre todo en verano resulta muy conveniente usar una fórmula que  contenga ácido hialurónico ya que es un excelente antiarrugas. Además este compuesto ayuda a retener el agua calmando por tanto la sed de nuestra piel cuando se expone al sol.

Por la noche nada mejor que utilizar una crema reafirmante que esté enriquecida con vitamina C, con retinol o con colágeno. Y es que el sol también daña las fibras tensoras de la dermis que son las encargadas de mantener nuestra piel tersa y en su sitio el óvalo facial.

Estar maquillada y protegida a la vez

Para lucir un bonito dorado de una manera rápida y sin tener que exponer nuestro cutis a riesgos innecesarios podemos utilizar las famosas BB creams que tienen filtro solar, hasta un 50, y que dan un toque de color ideal para lucir durante los veranos.

Otra opción es utilizar maquillajes compactos que llevan incorporados filtros de sol altos, entre un 25 y un 50, para poder presumir de una piel perfecta sin que haya que renunciar a la protección. Incluso hay algunas marcas que ofrecen maquillajes wáter-proof y anti – brillos para lucir perfectas incluso en la piscina o en la playa.

Lleva en tu bolso siempre…

Un  stick  solar con factor 50  para poder aplicarlo siempre que estemos sentadas al sol.  Con él podremos protegernos zonas tan sensibles como el  contorno de los ojos o los labios.

Tampoco debe faltarnos un  poco de agua termal y cuando notemos que tenemos el rostro congestionado o tirante a causa del sol, podemos pulverizarnos con esta loción que nos calma e hidrata la piel.

Muy importantes son las gafas de sol pero siempre de calidad. Además de completar nuestro estilismo, nos protegen  los ojos de las radiaciones solares y nos ayudan a prevenir la aparición de las temidas y odiosas patas de gallo.

A %d blogueros les gusta esto: