Lugares maravillosos del mundo

Nuestro planeta se encuentra repleto de auténticos lugares espectaculares que pueden ser considerados como “milagros de la naturaleza”. A continuación te invitamos a descubrir algunos de ellos.

Géiser Fly, Nevada en Estados Unidos

Aunque este géiser no se formó de una manera totalmente natural puesto que fue el producto de unas prospecciones llevadas a cabo para buscar fuentes de energía geotermal en el año 1964, puede que dicho géiser se una de los ejemplos más contundentes de la creatividad con la que cuenta la naturaleza, ya que al no cerrarse bien el lugar, los minerales licuados fueron acumulándose creando hermosas y extrañas formas de miles de colores.

Gran agujero azul en Belice

Este enorme agujero es totalmente natural pero no por ello menos espectacular. Se encuentra situado frente a la costa de Belice y cuenta con una profundidad de 125 metros y un diámetro de 300 metros. Para quienes aman el buceo, este lugar de agua azul intensa, es un auténtico paraíso.

Los lagos de Plitvice en Croacia

Estos lagos se encuentran ubicados en el Parque Nacional y están colocados de tal manera que entre ellos se crean preciosas cascadas que dan lugar un verdadero paraíso natural. El conjunto está formado por dieciséis lagos que se pueden explorar cruzando pasarelas de madera que conectan todos los senderos de este parque, o por barca.

Las montañas de colores de Zhangye Danxia en China

Estas montañas son conocidas por sus formas extrañas y sus colores y aunque tanto en el noreste de China como en el sur existen numerosas formaciones rocosas conocidas como Danxia con relieves extremadamente acentuados, los ciertos es que la de Zhangye es las más impresionante de todas ellas, con un paisaje que parece sacado de otro planeta.

Icebergs con rayas de colores en Antártida

Las rayas que se forman en los icebergs de la Antártida son capas de agua de mar que por la materia orgánica y por los minerales, cambian de color al congelarse. Este espectáculo es, aunque algo extraño, totalmente único.

La “puerta al Infierno” de Darvaza en Turkmenistán

El nombre que recibe el cráter ardiente de este lugar, es perfecto. Aunque de igual manera que en el primer lugar comentado, este suceso de la naturaleza no aconteció de manera totalmente natural, es algo extraordinario.

Durante prospecciones para buscar gas en la década de los 70 por unos geólogos soviéticos, el suelo se hundió y dejó un agujero de más de veinte metros de profundidad. Para que los gases venenosos no se evaporaran, los científicos prendieron fuego a la cueva llega de gas pensando que en cuestión de días el incendio se apagaría, pero cuarenta años más tarde el cráter sigue ardiendo como si fuera una verdadera puerta al infierno.

Esferas de piedra de Moeraki en Nueva Zelanda

Estas formaciones esféricas pueden verse en Otago siendo responsables de un original paisaje de playa. Algunas de ellas miden hasta dos metros de diámetro, otras están huecas por dentro y otras parecen huevos de animales de la Prehistoria.

La Tierra de los Siete Colores en Chamarel en Islas Mauricio

Además de la impresionante catarata submarina que tienen las islas Mauricio, cuentan con la tierra de los Siete Colores, un lugar surrealistas que se ha ido formando gracias a la actividad volcánica de la zona.

El mar de arcilla de DeadVlei en Namibia

Este lugar de arcilla con un color blanco brillante se encuentra rodeado de unas dunas de arena de color rojizo ofreciendo un contraste precioso de colores. Este paisaje se formó cuando la zona se inundó por el río Tsauchab y se craron unas piscinas temporales en las que pudieron crecer árbolss. Cuando cambió el clima, la sequía azotó la zona y surgió Deadvlei.

A %d blogueros les gusta esto: