Un recorrido por Escocia

2No hay un rincón en este país en el que la niebla no recorte cualquier paisaje, y de ahí que haya sido el escenario de traiciones, asedios, amores incomprendidos, al igual que sus fortalezas y castillos han sido y son testigos de presencias sobrenaturales. Vamos a conocer un poco más de este peculiar país.

Edimburgo

La capital de Escocia puede ser el punto de partida perfecto para involucrarse en los temas paranormales. Su castillo imponente y erguido sobre la ciudad, ofrece todo lo necesario para acoger a los fantasmas. Hay quien asegura almas de soldados de las tropas de Napoleón permanecen allí después de haber muerto en sus celdas. Del castillo directos a la calle Royal Mile, repleta de magníficos restaurantes y tiendas.

Castillos

El castillo de Galmis, con reminiscencias al famoso fantasma de Macbeth escrito por Shakespeare o el castillo de Abrgeldie, en la localdiad de Aberdeenshire, donde habita el antas de Kittie, una joven que fue quemada por bruja y cuyo alma todavía atormenta a la vecindad, son algunas de las aventuras que implica adentrarse en la vieja Caledonia, además de sus majestuosas montañas, sus lagos de aguas oscuras y sus valles brumosos.

Lago Ness

Cerca de Inverness, capital de las Highlans, está el castillo de Urquhart, que aunque entre sus ruinas no se encuentra paseando ningún alma en pena, tiene a sus pies las aguas del lago que cobija a la criatura fantástica más famosa de todo el país: el monstruo de lago Ness o Nessie, como se le conoce cariñosamente.

Castillo de Eilean Donan

La peculiaridad que este castillo que ha sido inmortalizado tanto por la televisión como por el cine, es que el fantasma que se encuentra en su interior es español, concretamente un soldado enviado allí por Felipe V y que murió en un bombardeo de barcos ingleses. Los que lo han visto dicen que va deambulando con su cabeza bajo el brazo.

Región de Aberdeenshire

El paisaje de esta región no te dejará indiferente ya que en ella se puede realizar un circuito de dieciocho castillos espectaculares en cuyas estancias, torres y murallas late la leyenda. Además el parque nacional de Cairngorm, el más grande de toda Gran Bretaña, es el escenario ideal para pasar una jornada al aire libre con la familia, dar un paseo en kayak, pescar o hacer senderismo por alguna de sus rutas aptas para toda la familia.

Dónde dormir

Si no te conformas solamente con descubrir las historias y los secretos de los castillos de Escocia, prueba a dormir en alguno de ellos, por ejemplo en el castillo de Shieldhill, una fortaleza con más de ochocientos años de antigüedad y con el alma de una doncella vagando por él, Gray Lady, que se suicidó en el siglo XVII por un amor imposible. Demuestra lo valiente que eres  y reserva habitación en este alojamiento.

A %d blogueros les gusta esto: