Mejillones con vino blanco

El mejillón es un producto muy consumido en nuestro país. Y no es de extrañar si tenemos en cuenta todas las ventajas que ofrece. Es una fuente de proteínas, es sabroso, es bajo en calorías, es económico y puede prepararse de muchísimas maneras. Mejillones con vino blanco Ingredientes para 4 personas: 2 kilos de mejillones, ½ vaso de vino blanco, 2 cayenas, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 3 tomates, perejil, una cucharadita de pimentón dulce, una cucharada de harina, aceite de oliva y sal.

En primer lugar, lava los mejillones bien y resérvalos.

Pon una cazuela de barro al fuego con aceite de oliva y echa dentro la cebolla picada. Dale unas vueltas para que se rehogue y, sin dejar que tome color, añade los ajos picados. Seguidamente echa la cucharadita de pimentón y rápidamente, para que no se queme éste, los tomates rallados. Pon el fuego suave. Deja que se vaya haciendo el sofrito.

Cuando veas que el sofrito ya está, echa la cucharada de harina, removiendo bien, y seguidamente vierte el vino junto con las cayenas a trozos y el perejil picado. Sala y remueve todo muy bien. Cuando veas que empieza a hervir, echa los mejillones y deja cocer hasta que se abran.

Coloca los mejillones en una fuente, quitándoles una de las cáscaras, y vierte la salsa por encima antes de servir.

A %d blogueros les gusta esto: