Miedos a hacer cambios en el cabello

Hay fobias de todo tipo, pero una que llama la atención es la que tiene que ver con el miedo a cortarse el cabello, porque aunque la mayoría de chicas quieren cambiar su look constantemente, hay unas que definitivamente no quieren ver un estilista o una tijera cerca de su cabello. Miedos a hacer cambios en el cabello A muchas mujeres les pasa y es un problema común, tanto que por eso es que muchas veces  alguien puede durar casi toda la vida con el mismo peinado, corte o color de cabello. La mayoría siempre presenta una fobia a cortar su cabello, pues los salones de belleza y peluquerías pueden convertirse en lugares que les provocan miedo, alteraciones del humor y mucha ansiedad. Si por algún motivo algo sale mal durante un corte de cabello, puede ser motivo para que una mujer se deje afectar fácilmente en su autoestima o animo, en su conducta y hasta en su forma de ser, perdiendo por completo la confianza en sí misma. 

Aunque a muchos les parezca algo sin sentido, puede haber muchas razones detrás de esta fobia. Por ejemplo, cuando una chica de cabello largo quiere un cambio y se corta el cabello muy bajo, empieza a vivir ciertas críticas de algunos que la comparan con un hombre, y en medio de la preocupación y de las burlas, quiere que el cabello le crezca rápido y eso no pasa. Cuando por fin ha crecido y siente un poco más de seguridad, viene el cuidado básico para despuntarse, pero es tan terrible lo que viven en sus cabezas, que prefieren no visitar jamás una peluquería, por muy poco que vayan a cortarle. 

Otros casos se dan por una mala experiencia, generalmente en la infancia. Cuando un niño vive algo que lo traumatiza durante una visita a su peluquero, puede quedar marcado de por vida y crear un miedo muy fuerte para nunca volver a poner un pie en ningún lugar parecido, pues cree que le pasará lo mismo. Generalmente tiene que ver con un corte accidental o una quemadura. A veces, esta fobia por el corte al cabello puede estar relacionada directamente con un miedo social, en el que le preocupa mucho que digan los demás, las críticas que generalmente se piensa son negativas o incluso las burlas que tendrá que vivir por un buen tiempo, mientras su cabello crece. 

De todas maneras es importante tratar este tipo de problemas de miedo y ansiedad y la forma más común es la de tipo sicológico, acompañadas de terapias. Necesariamente habrá un momento en que se tenga que enfrentar cara a cara el problema y evidenciar por si misma que no hay problema si una tijera ronda su cabeza, siempre y cuando el que lo haga sea un especialista. Algo que ayuda mucho es que las chicas observen revistas, cambios de look y las clientes de las peluquerías que salen contentas después de un corte o cambio de look. 

A %d blogueros les gusta esto: