Mirame a los ojos!

Esta es una frase que escapa frecuentemente de la boca de las mujeres con mucho busto (esos que ni se disimulan con un sweter ancho). Mirame a los ojos!

Cuando hablamos de busto, el campo es amplio: Encontramos mujeres con mucho, poquito, o nada.
Los senos, mamas, lolas, o como se las quiera llamar, son, no solo, un símbolo de feminidad y de maternidad, si no que también de SENSUALIDAD. Lo ideal sería que además de poder lucir un escote perfecto, los podamos hacer lucir suaves y atractivos (se recomienda un cuidado con cremas, un sostén justo o una alimentación adecuada).
Son muy pocas las damas que están conformes con los suyos, ya que entre mujeres siempre cuenta la envidia, por ello soñamos con tenerlos fabulosos, firmes, sin marcas y del tamaño justo.
Uno de los problemas al que nuestro busto es sensible, es a la aparición de estrias. Pero a no deprimirse, que son combatibles, no desesperéis.
Las estrías son causales de complejos, baja autoestima, y muy comunes en las adolescentes y embarazadas, ya son las que sufren un crecimiento natural muy repentino de sus lolas.

Siempre y cuando las estrías se presenten de un color rosado o rojo, se recomienda tratarlas con cremas, sin permitir que tomen un color blanco, para el que no hay vuelta atrás.

A no desesperar! En el artículo hay diferentes escotes para todas! ¡Avanti, pongale el pecho! y a  conseguir nuestros pechos deseados!

Strapless: Para hombros bien formados y finos, y brazos delgados. Puede terminar en pico, en forma de corazón o ser redondo.

Halter: Se abrocha en la parte posterior del cuello dejando al descubierto la espalda, los hombros y los brazos. Mmmmuy sexy! Un pro: Ayuda a disimular el busto grande, pero necesitas que tu piel luzca tentadora. A encremarse!

Cuadrado: Llamado cuadrado o francés, presenta una forma rectangular y va ajustado al busto. Favorece a las damas con poca cintura y caderas anchas (disimula la pancita), ya que atrae toda la atención al busto, sin importar su tamaño.

Redondo: Muy utilizado por su discreción. Es cómodo y juvenil. Consta de una curva muy cerrada que puede llegar hasta el principio del busto (o un poco más arriba).

En pico: La terminación en pico de este escote es su mayor ventaja, ya que por ello estiliza mucho cualquier parte del cuerpo, destaca las curvas de un busto prominente y a los hombros bien delineados.

De hombros caídos: Cae sobre los hombros y deja al descubierto la parte superior del pecho y el cuello. Muy sexy y elegante.

Corazón: El más romántico de todos los escotes. Comienza algunos centímetros sobre los hombros y termina en un corazón muy marcado cerca de la línea del busto. Atención! Esta terminantemente prohibido para mujeres bajitas, de formas muy redondeadas y de cuello corto. Perdón, la verdad duele!.

Cuello alto: Sobrio, elegante e ideal para otoño o invierno. Llega hasta la parte más alta del cuello, ya sea con aplicaciones de encaje, hilos o pedrería.

Barco: Discreto, minimalista y elegante. Su forma de línea recta va de hombro a hombro, por delante y por detrás del vestido, llega cerca del cuello, y ayuda a equilibrar la figura.

Ilusión: Así lamado gracias la malla transparente que cubre el escote: red ilusión. Por lo general es amplio y profundo. Muy sexy para aquellas que poseen buenas lolas y una excelente figura.

A %d blogueros les gusta esto: