No hay que sufrir para estar en forma y saludable

¿Cómo podemos hacer para mejorar nuestro cuerpo, sentirnos mejor y más saludables, sin sacrificar nuestro tiempo y sin gastar enormes cantidades de dinero? Adopta este sencillo estilo de vida y vive sana y feliz! No hay que sufrir para estar en forma y saludable

La acumulación de grasa, es el efecto de la mala alimentación, deshidratación, retención de líquidos, falta de oxigenación y otros daños que le hacemos  a nuestro cuerpo. Muchas veces pensamos que nos alimentamos bien cuando en realidad no es así.

Primero debemos entender, que significa una buena alimentación.  Esta consiste en ingerir alimentos lo más natural posible y hacer las tres comidas al día. Al despertarnos debemos desayunar, muchos cometen el error de omitirlo, esto es fatal para la salud y el cuerpo, pues es la comida más importante del día, ya que nos da la fuerza para empezar  y es la primera carga de combustible que pone a funcionar el cuerpo en la mañana, de no hacerlo estaremos lentamente acabando con nuestro metabolismo.

Para el desayuno es recomendable comer una buena cantidad de proteínas permitiendo los carbohidratos en pocas cantidades, por ejemplo, usted puede desayunar un huevo preparado como desee con una rebanada de pan integral tostado, café con leche descremada, azúcar en muy poca cantidad y una fruta de estación o yogurt.

En cuanto al almuerzo y la cena podemos partir de un principio llamado 2 por 3 el cual consiste en que dos de las 3 partes de un plato deben estar conformadas por proteínas y/o verduras, mientras que solo se puede permitir una  porción de carbohidratos. Por ejemplo, puede comer la cantidad de proteínas que desee siendo pollo, carnes (limítelas una vez por semana), pescados magros etc., acompañado de una ensalada mixta o de vegetales salteados. Si desea la porción de carbohidrato deber ser una que no supere el tamaño de las porciones de proteínas y verduras. Si por el contrario desea el postre, entonces deberá dejar su plato en dos porciones para poder disfrutar de un delicioso dulce.

Bien, ya tenemos una breve explicación de lo que es la buena alimentación, ahora ¿cómo atacamos la deshidratación? Esta no es más que la falta de líquidos en nuestro organismo, que simplemente para poder atacarla debemos hacer algo que hemos escuchado siempre para todas las dietas o para mejorar nuestro estilo de vida y ser más saludables…..TOMAR AGUA. Si! Está muy trillado el tip, pero es cierto que funciona.  A muchas personas no les gusta el agua, esto no es más que un efecto y un síntoma de deshidratación. Cuando nuestro cuerpo está deshidratado no toleramos el líquido y hasta nos produce náuseas, pues el agua es el único liquido que aporta oxigeno, por su puesto al tomar agua nuestro torrente sanguíneo tiene más trabajo y si no está acostumbrado a movilizar con más velocidad la sangre, producirá nauseas o repugnancia. Comienza tomando al menos 3 vasos de agua y cada dos días incrementa a un vaso más hasta llegar a la cantidad de 8 al día. En cuanto a la temperatura del agua, puedes tomarla como sea fría, temperatura ambiente, no es cierto que el agua fría te hará quemar más calorías, lo importante es tomarla.

Al tomar agua le estamos dando oxigeno a nuestro cuerpo, contribuyendo con el para el aumento del metabolismo y por ende combatiendo a la retención de líquido,  puesto que mientras más oxigenado estén nuestras venas, más limpio será y eliminaremos la mayoría de las toxinas ayudando también a combatir otros efectos de la mala alimentación y deshidratación como lo es la celulitis y las varices, que también puedes prevenir y disminuir  exfoliándote diariamente y aplicar agua fría y después caliente al concluir la ducha para ayudar a la mejor circulación de la sangre.

En conclusión, si nos alimentamos bien y tomamos la cantidad justa de agua,  estaremos eliminando grasas y toxinas, lo que permitirá, no solo bajar de peso y eliminar líquido, sino gozar de una mejor salud y aplicando diariamente los dos últimos tips, además de ahorrar tiempo y dinero en costosos tratamientos anti varices y celulitis, verás en una semana resultados que te dejarán con ganas de continuar.   

A %d blogueros les gusta esto: