Nos vamos de viaje: Tips para organizar nuestra maleta

El verano es la época en la que más frecuentemente se hacen y deshacen maletas: Vacaciones, escapadas de fin de semana, visitas a la casa familiar… Cualquier excusa es buena para romper con la rutina y en emujer, te damos unos cuantos tips para organizar tu equipaje de la mejor manera posible. Nos vamos de viaje: Tips para organizar nuestra maleta Lo primero que debemos de tener claro a la hora de preparar nuestro equipaje es el tipo de viaje que vamos a realizar. Si vamos a hacer una escapada de fin de semana, un bolso de viaje será más que suficiente. En el caso de irnos al campo a hacer una ruta de senderismo o dormir en un camping, la mejor opción será una mochila con varias cremalleras y diferentes compartimentos, para poder llevar todas nuestras cosas organizadas. Pero si nuestro viaje se va a prolongar un poco más en el tiempo, una maleta rígida y con ruedas, será lo más cómodo y fácil para meter todo aquello que necesitemos.

Lo primero que has de tener en cuenta es la duración del viaje y el medio de transporte que vas a utilizar: En el caso de que vayas en avión, hay equipaje de cabina, para aquellos viajes cortos o de negocios. En este caso, debes informarte de las medidas de seguridad que aplican las compañías aereas, en cuanto a dimensiones del equipaje, peso máximo y líquidos que se pueden transportar. Si tu viaje va a ser algo más largo, entonces deberás facturar la maleta, que recomendamos que sea dura y fácil de transportar, para evitar dolores de espalda durante las vacaciones.

Antes de comenzar a meter nuestras cosas en la maleta, os recomendamos que cojáis una libreta y un bolígrafo y en diferentes columnas vayáis poniendo lo que necesitáis de ropa, tanto de día como de noche, calzado, aseo, y «otros» en la que incluiremos lectura, cámara, cargadores, etc… Es importante que lleves lo justo y necesario, pero teniendo en cuenta que siempre debes de llevar algo de repuesto por si surge cualquier imprevisto.

Una vez hemos hecho nuestro listado, miraremos la capacidad de la maleta y el número de compartimentos con los que cuenta. Lo primero que has de meter en la parte inferior es el calzado, guardando cada par en una bolsa para evitar que las suelas ensucien el resto del equipaje. A continuación meterás toda aquella ropa que no se arruga, como los jeans, el pijama o las camisetas básicas. Un buen tip para que quepa más ropa es enrollarla, de manera que si vamos a realizar un viaje muy largo, evitemos llevar más de un bulto. Y en la parte de arriba colocaremos todas esas prendas delicadas, dobladas lo menos posible, como los vestidos, las camisas o las americanas. Si lo organizas bien y lo sacas de la maleta nada más llegar a tu destino, no será necesario que lleves una plancha (Y colgar de una percha en el baño mientras nos duchamos esas prendas, gracias al vapor del agua, nos ayudará a deshacer esas molestas arrugas que han podido hacerse durante su traslado).

Los compartimentos más pequeños los utilizaremos para el resto del equipaje: Uno lo destinaremos a las cosas de aseo. Trata de llevar dos neceseres blandos y transparentes, en los que puedas ver su contenido. En uno llevaremos el maquillaje y en el otro lo básico para nuestra limpieza diaria, para el rostro, el cuerpo y el cabello. Llevar minitallas o muestras nos ahorrará espacio y facilitará el que podamos llevar todos los productos necesarios.

Si cuentas con otro compartimento, utilízalo para meter el resto de las cosas: Coloca todo el pequeñas bolsas y te será mucho más fácil de organizar: La ropa interior, los complementos, etcétera… Y no debes olvidar nunca dejar un pequeño espacio para las posibles compras que podamos hacer durante nuestro viaje.

Y ahora, que ya tenemos todo organizado, sólo nos queda desearos… ¡Feliz estancia!

A %d blogueros les gusta esto: