Peligro del uso de los audífonos

EL sentido del oído es importante y valioso pues es lo que permite escuchar y percibir muchas cosas alrededor, pero actualmente se está viendo afectado por el uso constante y prolongado de los audífonos, no importa el tipo, pero todos son perjudiciales. Peligro del uso de los audífonos Siempre se ha hablado de los peligros de usar constantemente audífonos y sobre todo del mal uso de los decibeles, pues el volumen de la música tiende a ser muy alto. De acuerdo a diversas investigaciones cada vez son más los riesgos que se corren y aunque las personas no lo creen, pueden llegar a largo plazo a padecer de sordera o incluso que en medio de los altos volúmenes, se reviente el tímpano.

Los más afectados evidentemente son los jóvenes y adolescentes que por lo que ven día a día, empiezan a querer usar este tipo de accesorios y dentro del porcentaje de afectados, las mujeres también tienen una alta participación. 

De acuerdo a la comodidad, cada persona escoge determinado tipo de audífono, y para las chicas uno de los más apetecidos son los de botón, es decir, aquellos que parecen orejeras y cubren totalmente la oreja, además son acolchados y esto hace que sean más ergonómicos y cómodos.

Los más comunes que son los que venden con los celulares o los de tipo botón que consiguen en determinadas tiendas, con diversidad de precios dependiendo la marca, las chicas prefieren quedarse con los más costosos y que no tengan tanta limitación como los cables porque se sienten amarradas y que tienen que estar moviéndose y acomodando durante todo el día o cuando lo vayan a usar. Aunque si se tiene en cuenta el aspecto de seguridad, los pequeños son más discretos y probablemente en la calle no serán el blanco de robos. 

Con respecto al problema de la pérdida de audición, es una de los padecimientos que más preocupa a los médicos, pues cada vez aumentan más los pacientes que visitan angustiados a los especialistas porque están perdiendo su capacidad de escucha, y lo más preocupante es que es un mal irreversible y de la mayoría de causas por las que se genera la sordera, el uso de audífonos representa casi la tercera parte de estas.

Dentro de los decibeles normales y máximos se puede establecer 80, pero si supera los 100 ya hay un riesgo que si es constante puede hacer que el sentido del oído se esté perdiendo. Finalmente si ya llega a los 130, es el nivel de decibeles en el cual ya hay dolor y hasta pérdida de la audición. 

Pero los efectos secundarios que se producen por el exceso de uso de audífonos también pueden ser realmente intensos y molestos, entre ellos, dolores de cabeza, falta de descanso adecuado, fatiga y estrés aumentado y el más común, la alteración en la comunicación, como una conversación o el no poder escuchar bien si otra persona está dando una orden o comentando algo, ya que el oído se encuentra tan inestable, que distorsiona lo que escucha. 

A %d blogueros les gusta esto: