Platos especiales para picar. Parte II

Aprende la manera más sencilla de preparar platos para sorprender con ellos a tus invitados sin invertir demasiado tiempo y por supuesto muy poco dinero, aunque con toda la calidad que ellos y tú os merecéis. Platos especiales para picar. Parte II

Tortilla con verduras

Las tortillas de bacalao típicas de cualquier sidrería vasca, resultan un plato delicioso para cualquier paladar. Si encima le añadimos una excelente selección de verduras, resultará un plato además de completo y nutritivo, una opción ideal para esos días en los que no disponemos de demasiado tiempo para cocinar.

Los ingredientes de este sencillo, rápido y suculento plato son:

  • Seis huevos
  • Dos calabacines
  • 150 gramos de migas de bacalao previamente desaladas
  • Un diente de ajo
  • Un pimiento verde
  • Un pimiento rojo
  • Cuatro tomates bien maduros
  • Una rama de perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Cortamos los calabacines en rodajas gordas, el pimiento verde y el rojo en cuadrados y los tomates en unos trozos grandes. Pelamos y picamos el ajo.

Mientras tanto enjuagamos el bacalao que habremos tenido en agua durante 48 horas para desalarlo, lo escurrimos y lo desmenuzamos.

En una sartén con tres cucharas de aceite doramos el ajo e incorporamos los pimientos para que se rehoguen durante unos cinco minutos.

Batimos los huevos con un poco de pimienta solamente y añadimos el sofrito anterior a la sartén junto con el pescado y el perejil picado. Mezclamos todo bien y cuajamos cuatro tortillas pequeñas en otra sartén durante unos dos minutos por cada lado.

En unas brochetas de madera ensartamos el tomate y el calabacín alternándolos. Sazonamos y lo asamos en una plancha bien caliente con un poco de aceite durante unos cuatro minutos por cada uno de los lados.

Se sirven colocadas sobre las tortillitas.

También podemos marinar las verduras durante una media hora en una mezcla de tomillo, ajo picado y aceite antes de asarlas.

Pizza vegetal

Este delicioso plato tanto para adultos como para niños, resulta muy beneficioso para la salud de todos gracias a las verduras de verduras que contienen un gran aporte de minerales y de vitaminas y muy pocas calorías.

Ingredientes:

  • Un disco de masa de pizza
  • 150 gramos de tomate frito
  • Un calabacín
  • Una berenjena
  • 8 cebollas pequeñitas
  • Dos bolas de mohosa ella
  • Sal y pimienta negra
  • Orégano y aceite de oliva

Precalentamos el horno mientras vamos lavando el calabacín y la berenjena para después secarlos cortarlos a lo largo en tiras anchas. Calentamos un poco de aceite y asamos las dos verduras hasta que queden tiernas y doradas. Retiramos y salpimentamos.

Limpiamos las cebollitas y las cortamos en tiras para asarlas en la misma sartén o plancha que hemos utilizado previamente con un poquito de aceite.

Colocamos la base de la pizza en la bandeja del horno y extendemos sobre ella el tomate frito salpimentado. Disponemos sobre ella las verduras y la mozarella cortada en rodajas. Volvemos a salpimentar y espolvoreamos con orégano.

Introducimos la bandeja en el horno y cocinamos durante unos quince minutos. Gratinamos unos minutos más y servimos cortada en porciones en seguida.

A %d blogueros les gusta esto: