Por qué tengo celulitis

La celulitis puede padecerla la mayoría de chicas a cualquier edad, pero influyen muchos factores para que se presente en un nivel alto y notorio. Afortunadamente se pueden hacer ciertos trucos que minimizan su efecto y que no sea evidente para las otras personas. Por qué tengo celulitis Hay muchas chicas que se hacen esta pregunta y es que cuando se ven a un espejo, empiezan a percibir esa molesta piel de naranja en sus brazos o en sus piernas, y empiezan a sentirse mal y a dejarse afectar por lo que pensaran los demás. Es un problema estético que puede ser tratado por cada mujer, pero hay ciertas razones que la generan, que es mejor conocerlas para evitar la celulitis. 

Lo inicial, es tener en cuenta es que ser mujer es una de las razones principales para que la celulitis aparezca, porque las chicas tienen el doble de tejido adiposo y células grasas que los hombres, por eso cuando van a hacer ejercicio, un hombre logra bajar más rápido de peso e incluso marcar su cuerpo, mientras que a una chica, el proceso se le hace más extenso.Los cambios hormonales juegan un papel importante y es que cada cuerpo tiene un comportamiento diferente y un nivel de concentración también muy variado, así que con cada cambio, se genera más fácil la celulitis. Por ejemplo, es más común notarla cuando se ven procesos naturales con altas modificaciones hormonales, como el embarazo o la adolescencia. 

Nadie puede evitar los cambios que genera el paso del tempo en el cuerpo y uno de ellos es la flacidez y la aparición de celulitis. Sumado a ello condiciones de sedentarismo y maternidad. Así que ante este factor, no hay nada que hacer, porque de alguna u otra manera, la piel perderá su lozanía y estabilidad. Algo que puede llegar a influir y con lo que tampoco se puede luchar, es la herencia genética, por eso cuando una chica tiene celulitis, es probable que su madre y hasta su abuela, también la hayan tenido. El peso y sobrepeso también afecta, pero si se es de contextura gruesa, será normal que se note mucho. 

Pero no todo son razones de preocupación y no remedio, por el contrario, hay maneras de contrarrestar su aparición o por lo menos que se expanda. El primer paso es hacer ejercicio, y aunque de pereza, es lo más rápido y seguro para tonificar los músculos, así que sedentarismo y celulitis son muy buenas amigas, pero el aspecto que deja al cuerpo es fatal.  Para complementar el plan de actividad física, hay que eliminar ciertos alimentos de la dieta como los azucares, el licor y las grasas. Por el contrario consumir fruta, verduras y mucha agua, para desintoxicar el cuerpo. Y es que dejando de lado el factor estético, la salud también se daña, sobre todo los problemas de retención se líquidos y hasta circulatorios. 

A %d blogueros les gusta esto: