Postres pura tentación

Si quieres hornear en tu propia casa bizcochos, galletas, panettones o cualquier postre con el que pretendas causar sensación, anota estas sencillas recetas. Postres pura tentación

Pasteles de uvas y bocaditos de mazapán

Los ingredientes necesarios para preparar unos exquisitos pastelitos de uvas  para cuatro personas son:

  • dos huevos
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 dl. De nata
  • 2 obleas
  • 50 ml. de zumo de uva

Mientras se va precalentando el horno a unos 180 grados centígrados, iremos poniendo en una fuente honda los huevos junto con el azúcar, la nata y el zumo de uva. Se bate todo bien hasta conseguir una masa homogénea y se forran con papel especial para horno unos pequeños moldes con esta mezcla. Lo horneamos durante unos 20 minutos al baño maría o hasta que comprobemos que están bien cuajados para después retirarlos del horno y dejar que se enfríen. Posteriormente se cortan en  pequeñas porciones y se colocan sobre las obleas para después colocarlas en pequeños moldes de magdalenas.

Para preparar unos bocados de mazapán necesitaremos para cuatro personas:

  • 70 gramos de azúcar
  • 200 gramos de almendras sin piel y sin sal
  • Un poco de colorante amarillo y naranja
  • ½ kilo de mazapán preparado
  • Cápsulas de papel especial para confitería
  • Azúcar glass para decorar

En primer lugar dividimos el mazapán en un par de porciones y sobre una superficie que hayamos espolvoreado previamente con azúcar glass, teñimos una de ellas con colorante amarillo y otra con colorante rojo. Después cogemos un poco de esta masa y la cortamos en triángulos, en cuadrados o en bolitas y se introduce una almendra entera en cada una de ellos. Se rebozan las figuras resultantes con azúcar y se colocan en las cápsulas de papel para servir posteriormente en una bandeja alternando las formas y los colores.

Panettone con pasas

Este delicioso postre para cuatro personas se debe preparar con los siguientes ingredientes:

  • 40 gramos de levadura de panadería
  • 100 ml. de agua
  • 2 huevos
  • 3 yemas de huevo
  • 700 gramos de harina
  • 200 gramos de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 100 ml. de leche
  • 200 gramos de mantequilla
  • Pasas
  • 50 gramos de naranja picada y confitada
  • 50 gramos de limón picado y confitado

Se desmenuza y se disuelve la levadura con el agua añadiendo a esta mezcla unos 200 gramos aproximadamente de harina. Se mezcla bien y se cubre con un paño para dejar que fermente todo junto durante 30 minutos.

Se mezclan los huevos con las yemas, el azúcar y la sal y se añade a la mezcla de la levadura. En un cuenco colocamos esta masa junto con el resto de la harina y se trabaja hasta conseguir una masa bien elástica para incorporar posteriormente las frutas y la mantequilla en dados. Se vuelve a amasar y se deja en el cuenco para dejar fermentar de nuevo durante unas ocho horas.

Pasado este tiempo, empezaremos a trabajar la masa y la colocamos en un molde previamente engrasado y forrado con papel de horno. Horneamos durante unos 10 minutos a 160 grados centígrados y se sube después la temperatura hasta los 200 grados centígrados para que esté bien crujiente. Cuando hayamos conseguido ésto, se vuelve a bajar a 160 grados centígrados y en el momento en que se pueda introducir un pincho en el bizcocho y salga completamente limpio, se saca del horno y se deja reposar durante doce horas antes de servir.

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: