Recetas curativas preparadas con coliflor. Parte I

No te olvides de contar a tus amigos y familiares los beneficios que se pueden obtener con cada una de estas recetas, para que además de disfrutar con estos deliciosos platos, gocen de los beneficios que podrán recibir con ellos. Recetas curativas preparadas con coliflor. Parte I

Receta con coliflor para evitar la osteoporosis

Este saludable vegetal nos ayuda a aumentar el aporte del calcio en nuestra dieta que si además los complementamos con otro tipo de alimentos como el queso o los lácteos, podremos obtener importantes beneficios para prevenir la osteoporosis y fortalecer nuestros dientes y huesos.

Ingredientes para cuatro personas:

  • Una coliflor de 500 gramos aproximadamente
  • 100 gramos de salsa blanca de las que ya se venden preparadas
  • Dos huevos crudos
  • 60 gramos de nata
  • Sal y pimienta
  • Azúcar
  • Nuez moscada al gusto

Para comenzar la preparación comenzamos hirviendo la coliflor y cuando esté cocida la escurrimos para picarla una vez se haya enfriado y proceder a ponerla dentro de una cacerola. Agregamos todos los demás ingredientes y mezclamos bien con una cuchara de madera o con un batidor. Colocamos toda esta preparación en un molde que habremos untando previamente con un poco de mantequilla y lo cubrimos con papel untado en manteca para que no se seque la superficie de la preparación. Cocinamos al baño María en el horno a una temperatura media de aproximadamente 180 grados centígrados y servimos frío o caliente, según el gusto de los comensales.

Coliflor para combatir el estreñimiento

Gracias a su gran contenido en fibra y el agua, la coliflor puede ayudarnos a combatir un problema tan frecuente sobre todo en las mujeres, como es el estreñimiento.

Ingredientes para cuatro personas:

  • Dos tazas de brócoli en crudo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Una taza de coliflor en crudo
  • Una pastilla de preparado de caldo, preferiblemente light
  • Dos dientes de ajo

Cortamos el brócoli y la coliflor en unos pequeños ramos y los cocinamos al vapor, con una pizca de sal y por separado. Picamos los ajos y  los agregamos al brócoli y a la coliflor, que habremos juntado ya en una cacerola, para saltearlos en un poco de agua con la pastilla de caldo derretida a fuego bastante fuerte, moviendo muy rápidamente para evitar que se pegue. Retiramos y agregamos unas cuatro cucharadas de aceite de oliva para proceder a servir.

En cualquier caso y a pesar de que la composición de esta verdura presenta numerosos beneficios para nuestra salud, es importante tener en cuenta que en algunas personas predispuestas, puede producir una inflamación de la glándula de la tiroides, lo que impedirá una asimilación correcta del yodo que contiene, por lo que en personas que padezcan este tipo de trastorno, o que se sospeche que pudieran padecerlos, no es aconsejable su consumo, aunque siempre es recomendable consultar con el médico de cabecera ante cualquier duda que pudiera surgir.

A %d blogueros les gusta esto: