Remedios para intentar reforzar la salud de las personas fumadoras

Dejar de fumar puede convertirse en una de las decisiones más importantes que podemos llegar a tomar para beneficio de la salud, entre otras cosas, porque pueden darnos hasta 15 años de vida más. Hasta que encontremos la fuerza y la voluntad para dejar este hábito tan perjudicial, podemos tener en consideración algunos consejos dietéticos muy saludables. Remedios para intentar reforzar la salud de las personas fumadoras

 

Copos de vena y nueces para reducir el riesgo cardiovascular

El monóxido de carbono que inhalamos a través de los cigarros, reduce el nivel de colesterol bueno en sangre, que es un escudo protector que nos previene ante los problemas coronarios puesto que reduce los efectos perjudiciales del colesterol malo. Para conseguir frenar toda esta reacción en cadena, se aconseja aumentar la ingesta de ácidos grasos Omega 3 y de la fibra. Lo conseguiremos si por las mañanas desayunamos un buen tazón de copos de avena junto con dos o tres nueces.

Pulmonaria y malvavisco para proteger las vías respiratorias

La infusión de pulmonaría, es una perfecta aliada para la salud de las personas fumadoras y se utiliza desde hace muchísimos años para tratar la faringitis, la bronquitis y el efisema pulmonar. Si la tos nos da muchas molestias, podemos combinar esta planta con malvavisco, brotes de abeto y llantén a partes iguales. Si en cambio notas que tienes los pulmones congestionados, mézclala con marrubio, tusílago, líquen de Islandia y abeto. En cualquiera de los casos se debe usar una cuchara de las mezclas por cada vaso de agua y dejar que repose durante unos diez minutos.

Mango y jengibre para fortalecer nuestras defensas

El tabaco también malgasta nuestros depósitos de vitamina C y  esta es la razón por la que las personas fumadoras deben aumentar hasta en un 40% la ingesta de dicha vitamina esencial para mantener las defensas en guardia, lucir una piel más joven y luminosa así como reducir el riesgo de sufrir cualquier tipo de cáncer. Una manera sencilla de garantizar este aporte extra que se necesita a diario es bebiendo un zumo de mando a diario que puede ir alternándose con uno de naranja o de papaya. Si además le añadimos una pizca de jengibre, conseguiremos estar blindados ante los resfriados del verano.

Zanahoria y maíz para mejorar la salud de los ojos

Los tóxicos el tabaco también altera el riego sanguíneo de los ojos e incrementan el riesgo de poder sufrir cualquier tipo de afección ocular, como por ejemplo cataratas o una degeneración macular. Los efectos nocivos del tabaco son tantos, que las personas fumadores sufren como media, una pérdida de visión incluso cinco años antes que aquellas personas que no fuman. Para mejorar la salud de nuestros ojos, debemos incluir en las ensaladas maíz dulce y zanahoria. Estos vegetales son una fuente extraordinaria de betacaroteno, zeaxantina y luteína que protegen los ojos ante estas enfermedades de tipo degenerativo.

Ácido fólico

En opinión de los especialistas en esta materia, el ácido fólico, vitamina del complejo B, nos proporciona también una protección adicional, por lo que no puede faltar en nuestra cesta de la compra las verduras con hojas verdes, las legumbres, los espárragos, las semillas, los germinados, los huevos y el queso brie.

A %d blogueros les gusta esto: