Recetas de tortillas tan buenas como la de patata

Ya sabemos que la tortilla de patata está exquisita y que nos puede servir para desayunar, comer, merendar o cenar, pero debes saber que también existen muchas otras opciones de preparar una tortilla y que seguro también te van a encantar. Descúbrelas.

Tortillas vagas

Este tipo de tortilla se va a quedar abierta y recibe el nombre de tortilla vaga. Suele hacerse con hongos, verduras, pescados o carnes cocinadas ligeramente, a las que se le añade el huevo extendido por toda la superficie de la sartén. No hay que darle la vuelta ya que la tortilla no tiene que estar cuajada por completo. Se le pueden añadir especias o un poco de sal en escamas para darle un toque especial.

Tortilla de legumbres

Aunque pueda parecer una locura, unas lentejas con un sofrito de cebolla, ajo, chorizo y tomate, o unos garbanzos con panceta y espinacas, pueden resultar un relleno perfecto para una tortilla. En cualquier caso puedes elegir tu legumbre favorita y añadir un poco de calamares con limón, ajo y perejil para hacer tu tortilla, o si lo prefieres, opta por una sabrosa ensalada, sin aliños claro, como por ejemplo unos garbanzos con anchoas y queso fresco o con un poco de bacalao desalao.

Y aunque a veces nos olvidamos de que los guisantes son una legumbre,lo cierto es que salteados con un poco de cebolla, menta y jamón, serán un relleno estupendo para hacer una tortilla,opción que se extiende para cualquier salteado como por ejemplo unos garbanzos con gambas y setas o con espinacas y atún.

Tortillas con verduras

La tortilla de calabacín es una receta cada día más utilizada en todos los hogares y es que no tiene nada que reprochar a la tortilla de patata. Para hacerla solo se debe cortar bien en dados o en rodajas finas el calabacín, rehogarlo con un poco de cebolla y mezclar con el huevo, con la precaución de haber eliminado antes el exceso de líquido o de aceite. Si quieres innovar, prueba a hacer una tortilla de patata y calabacín con espárragos. Verás como está deliciosa.

Si tienes restos de pisto o de salteado de cualquier verdura, ya tienes la tortilla perfecta para cenar. Aunque si quieres hacer un salteado especial para ello, puedes hacerlo con unas ricas judías verdes cocidas, con limón, piñones y queso parmesano. Puedes hacer con ello bien una tortilla bien cuajada o hacer una tortilla redonda y fina y colocar encima y en el centro, el salteado para luego cerrarla por la mitad.

Tortillas guisadas

Aunque no se sabe a ciencia cierta el origen de la receta de tortilla guisada, se cree que se encuentra en la cocina de aprovechamiento para así evitar tirar o simplemente para dar mayor jugosidad a una tortilla del día anterior. En cualquier caso una rica tortilla de patatas o de verduras, puedes potenciar su sabor si la cocinas con una salsa de pimentón, de cebolla o de azafrán con un poco de ajo, comino, laurel y pimienta.

Tortillas con conservas

A la archiconocida tortilla de atún podemos añadir una tortilla de anchoas machacadas y aceitunas negras con un poco de orégano y de pimienta negra molida, o unas sardinas en tomate que puedes preparar mezclando su salsa con los huevos batidos y troceando el pescado, para una vez esté cocinada, añadir unas hojas de albahaca frita por encima.

A %d blogueros les gusta esto: