¿Te gusta correr en las mañanas? Descubre si los estás haciendo correctamente

¡Buenisímo! Al fin decidiste ejercitarte y darle un poco de ejercicio a tu cuerpo. Ahora veamos si lo estás haciendo correctamente para que puedas obtener los resultados deseados. ¿Te gusta correr en las mañanas? Descubre si los estás haciendo correctamente

Alguna vez corriste en la clase de educación física, pero eso fue hace tanto tiempo que ya no te debes ni acordar, no me malinterpretes, yo tengo 21 años y no me acuerdo ni del nombre mi profesor. Correr o trotar es algo simple, prático y le hace muy bien a tu salud.

Tu mirada al correr

Lo mejor es tener la mirada hacia el frente, una vez que ya conozcas el terreno donde trotas o corres. Si ya fuiste a correr por primera vez, es normal que hayas mantenido la mirada en el piso, por miedo a que tropieces son un piedra o caigan en un hueco. Pero una vez que conozcas el lugar, manten la mirada hacia el frente, ya que esto te permitirá no estar inclinada y que en un futuro presentes dolores de espalda y cuello.

La respiración es lo más importante

Nuestra respiración es natural y cuando corremos no tiene por qué dejar de serlo. Antes de comenzar a correr, toma respieraciones profundas. Si cuando corres siento una punzada en el costado, es porque no estas respirando como se debe y esto te puedo ocacionar dolor de cabeza, ya que estas soltando todo el oxígeno y dejando al cerebro con poco. Poco a poco irás adaptandote a respirar correctamente, da un poco de tiempo y práctica, sé constante.

El mejor ejercicio que te puedo recomendar para que controles tu respiración es: cuando corras lentamente puedes hacerlo a un ritmo 3/3, quiero decir, das tres paso mientras inhalas y tres mientras exhalas. Si crees que mejoras, puedo comenzar a hacerlo 2/2 hasta que puedas hacer 2/1.

¿Qué debes hacer con tus brazos mientras corres?

¿Te ha pasado que no sabes si tus brazos deberían moverse al mismo ritmo de tu cuerpo o dejarlos en un sólo sitio? Pues, definitivamente debes moverlos, pero no exageradamente ya que podrías estar torciendo mucho el tronco y tus piernas serán las efectadas.

Te recomiendo sería no subir mucho los hombres porque crearás tensión. Los codos deben estar abiertos a 90° aproximadamente, aunque se pueden cerrar y abrir un poco más por el movimiento. Los brazos, lo más pegados del cuerpo y los antebrazos paralelos al suelo.

¿Y las manos?

No debes cerrarlos, tenlas ligeramente abiertas como si llevarás en ellas una copa de champagne. Si las cierras, crearás tensión en tus brazos y hombros. OJO: los pulgares siempre arriba.

Pasos suaves

No hagas pisadas fuertes, puedes saber si lo hace por el sonido que hacen tus zapatos cuando tocan el suelo. Las pisadas fuertes puede afectar la parte más sencibles de tus piernas, las rodillas.

Tu postura mientras corres

Trata de no inclinarte mucho hacia adelante porque estoy también le hará presión a tus rodillas. Mantente vertical, si te inclinas un poco, que sea desde el tobillo, no desde la cintura.

¿Aún crees que correr es algo sencillo? Lo es, sólo necesitas prestarle atención a tus movimientos para hacerlo de forma correcta, despúes de unos días verás que es pan comido.

A %d blogueros les gusta esto: