Secuelas del verano

Es fácil notar cuando el verano se esta ausentando. Aquellas tardes de reunión en los bordes de un lago comienzan a dejarse de lado. Aquellas largas horas bajo el caluroso rayo imponente del sol en playas repletas de personas, se extinguen cual madera inmersa en una fogata. Los ánimos se pierden, los rostros festivos se apagan. Es evidente que el otoño llegó para quedarse.

Con la huída del verano vienen nuevas tendencias, las prendas son mas gruesas y oscurecen sus tonos. En otoño, querida amiga, la ropa no es lo único que se oscurece. A tener cuidado! Esta es la época en la que el amado, pero temido, sol nos muestra cuan poderoso es y cuales son los efectos que puede dejar en nuestra piel.

BRONCES.jpg

Si bien hay legendarios mitos que afirman que podemos llegar a renovar nuestra piel, tras habernos expuesto al sol durante un tiempo prolongado, hay dermatólogos que nos dicen que NO! Que no es el efecto peeling precisamente lo que nos deparó nuestro querido amigo sol. Que a diferencia del tan ansiado cambio de piel, la naturaleza nos juega una mala pasada y produce «trastornos estéticos» tales como: Un leve engrosamiento de la dermis seguido del aparecimiento repentino de algunas manchitas oscuras. Estos engrosamientos reciben el nombre de LENTIGOS SOLARES. Si bien estos no son una amenaza a nuestra salud, no es muy estético que se produzcan. En algunos casos estos no son los únicos síntomas, si no que también pueden salir a flote las denominadas dermatológicamente QUERATOSIS ACTÍNICAS, que toman la forma de manchas marrones. Aparecen en algunos casos una suerte de pequeñas venitas rojas , arrugas finas u otras lesiones menos importantes. En lo que si debemos tener extremo cuidado, es en estar atentas ante la aparición de estas manchas, porque éstas, a diferencia de los lentigos solares, pueden transformarse en un tipo de cáncer de piel: EPITELIOMA. PREVENIR ES CURAR. Hoy en día, la ciencia, nos brinda solución para todo este tipo de problemas, los graves y los no tan graves. Uno de los más novedosos es la Terapia fotodinámica: Un dermatólogo habló de este método, explicando que este tratamiento «Consiste en la aplicación de ácido amino levulínico (ALA), una sustancia sensibilizante, y la exposición posterior a una fuente de luz pulsada intensa» según informaba a la Revista Viva de Argentina en un reportaje, donde también afirman que el método puede realizarse en un consultorio médico, que no requiere anestesia y que produce, en los primeros dos o cuatro días luego de aplicado, un enrojecimiento del área. Este tratamiento, es imprescindible llevarlo a cabo en invierno, ya que es en esta época en la que una se asegura no quedar tan expuesta a los rayos ultravioletas. En la misma revista, la Dra. Laura Mijelshon (dermatóloga del Centro de piel y estética) informa que «Como parte de esta terapia lumínica, se encuentra el equipo Harmony. Su novedad en relación a la luz pulsada convencional es una tecnología denominada AFT, que permite a los pulsos lumínicos actuar con mayor profundidad y especificidad sobre los vasos sanguineos y las lesiones pigmentarias, sin afectar a la piel, disminuye el tamaño de los poros, regenera el colágeno y las fibras elásticas»

A %d blogueros les gusta esto: