Cómo elegir meriendas saludables

Cuando estamos en un régimen de dieta muchas veces sentimos antojos por algunos alimentos y eso lo podemos zacear con la merienda, pero no todo lo podemos comer; por eso, aquí tienes algunos tips que te servirán para dominar la elección de las meriendas durante una dieta. Cómo elegir meriendas saludables

Todas tenemos una idea de lo que es saludable para nosotras y lo que no es también. Sabemos que las manzanas son buenas y que el paquete de papas fritas no es bueno para nuestros cuerpos. Estas son decisiones fáciles de hacer ¿verdad? Entonces, ¿por qué tantas de nosotras elegimos meriendas malas?

Sin duda es un arte el poder elegir el tipo adecuado de bocadillo en la merienda. Muchas de nosotras caemos en la trampa de no comer un bocadillo en la merienda, lo que lleva a más hambre en 20 minutos más tarde. O no elegimos llenar los alimentos, por lo que se tiene hambre y quieres picar algo un poco más de una hora o dos.

Si quieres encontrar algunos bocadillos saludables y de relleno que sean buenos para tu cuerpo, tu peso y que además te mantenga llena durante más tiempo, aquí tienes algunos tips:

Los alimentos de llenado

Es importante que cuando estés a dieta o tratando de bajar de peso, te  familiarices con los tipos de alimentos que mantendrán la sensación de saciedad por más tiempo. Esto significa, por supuesto, que vas a comer menos durante el día ya que tu estómago es el «hambre» de alarma y no se va fuera cada media hora.

Los mejores alimentos son aquellos que son altos en fibra. Estos pueden ser los cereales o las galletas saludables en fibra natural, o frutas y verduras con un poco de humus o un lado de la porción de almendras o cacahuates.

Los alimentos simples fáciles

Cuando le dedicas tiempo a la preparación de la merienda, es menos probable que en realidad te la comas; porque invertimos el tiempo suficiente en preparar el desayuno, almuerzo y cena todos los días; apenas tenemos tiempo suficiente para juntar una buena merienda también.

Si te encuentras en no querer tomar el tiempo para el tramo hasta cuando llegas a casa del trabajo, del gimnasio, o de un día largo; siempre mantén las cosas como humus, salsas bajas en calorías, yogur y salsas en vinagreta en tu refrigerador para tu uso; ya que tener que llegar cansada y ponerte a cortar frutas o verduras es un tanto incómodo.

Los frutos secos, junto con galletas de trigo integral, cereales y productos lácteos bajos en grasa como el queso cottage, son también excelentes bocadillos que se pueden esconder en la nevera.

Los pequeños gustos

Si estás tratando de perder peso, es importante disfrutar de un poco de vez en cuando, especialmente si es para celebrar un logro que has alcanzado. Un pequeño trozo de la oscuridad de chocolate, una copa de vino una vez a la semana o incluso tres bombones o una cucharada de chocolate son buenos ejemplos de golosinas, dulces que debes disfrutar de cada momento y te dejan una ganancia.

Dicho esto, es importante practicar el control de porciones, tanto cuando se merienda como  cuando se disfruta. Si encuentras que tienes dificultad para practicar el control de parte de lo que se refiere a los dulces y alimentos grasos, permanece lejos de ellos y disfruta de la recompensa de otra manera, por ejemplo un día de spa. 

A %d blogueros les gusta esto: