¡Aprende a estirarte!

Los estiramientos además de ayudar a relajarnos ayudan a la musculatura y con ellos se evitan muchas lesiones a la par que se gana en elasticidad. Cuando los practiquemos es necesario recordar que es necesario llevar una respiración correcta para poder aprovecharnos de todos sus beneficios. ¡Aprende a estirarte!

Estírate

Los huesos y los músculos forman entre todos una maquinaria compleja que se debe cuidar cada día. Con los estiramientos conseguiremos evitar lesiones, mantener en toda su amplitud los movimientos de nuestras articulaciones y mejorar nuestra resistencia. Lo ideal sería que mientras se practican dichos estiramientos se realicen a la vez, contracciones en el abdomen y se mantenga igualmente una respiración abdominal correcta, algo que podemos aprender fácilmente siguiendo los sencillos consejos de cualquier persona especializada en este tema.

Referente al tiempo que hay que dedicarlos, como mínimo se recomienda cada vez que se termine de practicar cualquier tipo de ejercicio aunque también se puede dedicar algo de tiempo extra por ejemplo,  los fines de semana y recordar que no deben forzarse las articulaciones en ningún momento más allá de la amplitud de un movimiento normal ya que solo conseguiríamos lesionarnos con ello.

Por otra parte forzar mucha una articulación logrará debilitar aquellos ligamentos que están alrededor. Dicho consejo deben tenerlo muy en cuenta todas esas personas que piensan que es mucho mejor llegar lo más  lejos posible.

Hay que olvidar el dicho famoso de que si duele es que es bueno ya que no es así en absoluto. En el momento del estiramiento se debe notar que se estira el músculo pero en ningún caso debe doler ni forzarlo ya que resultaría contraproducente.

Beneficios de los estiramientos

Practicarlos ayuda a mejorar la movilidad de las articulaciones algo que resulta ideal para todas aquellas personas que se encuentran convalecientes de cualquier lesión.

Ayudan de igual manera a desarrollar nuestros potenciales y a conocer nuestras limitaciones. También contribuyen a mejorar la circulación de la sangre y de esta manera evitar la aparición de las varices, algo tan antiestético y perjudicial para la salud.

Practicar estiramientos ayuda a estimular la tonificación de los músculos lo que mejorará notablemente la figura, máxime si se combinan con cualquier tipo de actividad aeróbica, con lo que además ayudaremos a controlar nuestro peso.

Realizar estiramientos ayuda a que nos podamos relajar gracias al correcto control de la respiración que hay que mantener cuando éstos se llevan a cabo. Potencian el equilibrio necesario entre la activación y la relajación y contribuyen a que nos sintamos y que percibamos nuestro cuerpo de una manera completamente diferente.

Recuerda siempre que la práctica de cualquier tipo de ejercicio siempre contribuye a mantener una buena salud física y mental y si por ende se combina con la realización de unos correctos estiramientos, nuestro cuerpo y nuestra mente siempre nos van a estar eternamente agradecidos y van a ayudarnos a percibir la vida desde otra perspectiva gracias a la relajación, entre otros muchos beneficios, que vamos a conseguir a través de estas dos prácticas.

A %d blogueros les gusta esto: