¿Sexo Gourmet?

Tal vez no es la manera apropiada de llamarlo, pero todas sabemos a qué me refiero.
«El poder sugestivo juega un rol muy importante en el tema de los afrodisíacos. Por lo tanto, si disfrutas de algún alimento que evoca sensualidad o erotismo en tus relaciones sexuales, ¡No dejes de incorporarlos! ¿Sexo Gourmet?

 Boquita melosa Úntate los labios con miel y cómele la boca de un beso apasionado y…dulce. Seguramente tu amorcito querrá continuar saboreándote.

Boquita fría Toma un trago de alguna bebida que esté bien fría, preferentemente soda. Mantenla un tiempo en tu boca antes de tragarla, y enfila directamente hacia su zona sur. El efecto de la humedad, el frío, y si fuera soda del gas, lo hará ver estrellitas.

Picadita sensual Organiza una picadita en la mesa ratona de tu living, o que mejor que en el piso. Coloca en pequeños recipientes sólo cosas para comer con la mano, como serían aceitunas, pepinillos, tostaditas, entre otros. Mírense comer, y sedúcelo llevándote cada cosita a la boca, también pueden darse de comer en la boca mutuamente.

¡Congélame toda! No dudes en ordenarle a tu amorcito que coloque helado sobre tu abdomen, y como eres una niña caprichosa, después de cinco minutos no lo quieres más, pero como frutillita del postres, quieres que ÉL lo quite con la lengua. Miammmm…

Palito, bombón, helado… Si, los tradicionales palitos de agua, ellos serán los señaladores de sus zonas hot, indicándole a su compañero el recorrido a seguir. Si es en un bañera, ¡Mejor!

Bate que bate… Crema chantilly será el elemento protagonista, ya que con un spray de crema deberás dibujar en su vientre lo más ocurrente en ese momento, extendiéndote luego hacia la cara interna de sus muslos y (obviamente) hacia su fiel amigo. El recorrido para retirar la crema con la lengua lo eliges tu.

Tan dulce que empalaga Con tu adorado compañero de angustias orales, “dulce de leche”, encástrate las manos, e invita a tu amorcito a practicar el body painting en tu cuerpo. Momento artístico pero hot.

Caminito de chocolate Pídele a tu amorcito que arme un caminito de chips de chocolate bien fríos y los retire uno a uno con la punta de su lengua. Ayyyy…mujer, la columna esta repleta de terminaciones nerviosas que te harán maullar de placer. Dale el gusto.

Relájate y goza Acuéstalo sobre la cama y colócale rodajas de pepino en los ojos, creando con buena música un ambiente de relax pleno. ¿Y ahora que? Ocúpate de su zona sur como nunca, la combinación de frío con caliente, sumado a la sensación de no poder verte lo harán retorcer del placer.

Bien frappé Debajo de la cama, ten reservada una copa de champagne a punto y una taza de té caliente. Comienza por el trago brindando con tu amorcito, mientras mimas sus zonas bajas, y luego de un ratito shokealo con el estímulo bien calentito. ¡A brindar bien calentitos!

A %d blogueros les gusta esto: