Si eres de las que corre durante el verano, hazlo bien

Son muchas las personas que son fieles a sus carreras diarias incluso durante los meses más calurosos y esto no es nada malo, solamente hay que tener una serie de cuidados extras para evitar deshidratarse. Descubre cuáles son. Si eres de las que corre durante el verano, hazlo bien

1.- Para practicar el jogging durante el verano es necesario escoger la hora en que haga menos calor. Así por ejemplo una carrera por la sombra y a primera hora del día nos cargará de energía para todo el resto del día. Si se prefiere correr a última hora, es mejor hacerlo cuando el sol ya se haya escondido completamente ya que es cuando las temperaturas están más bajas.

2. Calentar durante unos diez minutos antes de empezar es imprescindible para que toda la sangre oxigene mucho mejor el organismo y no se tengan problemas musculares como esguinces o tirones entre otros.

3. Después de correr, estirar. Hay que llevar el músculo muy despacio a su máximo estiramiento sin rebotar ni forzar demasiado. Si se siente dolor se debe aflojar el estiramiento.

4. Hay que llevar siempre agua, especialmente si se piensa hacer ejercicio durante más de media hora porque un golpe de calor debido a la deshidratación puede resultar fatal.

5. Seguir el ritmo. Se debe comenzar suave y seguir más fuerte. Si el calor nos afecta demasiado no hay que agobiarse y bajar la intensidad del ejercicio o la duración de éste.

6. Llevar los brazos a los lados, las manos a la altura de nuestras caderas y los codos flexionados ligeramente es importante al igual que no rotarlos  y evitar cruzarlos delante del pecho. El tronco hay que llevarlo bien recto y evitar inclinarlo hacia delante. Si corremos o caminamos encorvadas, lograremos disminuir la capacidad de nuestros pulmones, máxime ahora que la temperatura que respiramos del oxígeno es más alta.

7. Las zancadas no deben ser ni largas ni cortas. Si son demasiado largas, solamente el talón estará en contacto con el suelo con lo que sobrecargarán las articulaciones. Se debe procurar posar todo el pie en cada una de las pisadas realizadas y en ese momento las piernas no deben estar rectas del todo, sino flexionadas ligeramente.

8. Retomar la respiración al acabar y beber mucha agua es muy importante. Se puede sustituir el agua por una bebida isotónica o una infusión fría. La bebida isotónica solo se recomienda si se ha realizado un ejercicio muy intenso que por consiguiente ha llevado un esfuerzo bastante considerable. En caso contrario mejor optar por el agua o las infusiones.

En cualquier caso siempre que se realice algo de ejercicio hay que estar bien asesorados por un médico ya que nos indicará el tipo de deporte que se debe realizar de acuerdo con nuestra condición física ya que lanzarnos a la aventura, especialmente en este época en la que todas deseamos lucir nuestra mejor figura en la playa o en la piscina, solo puede servirnos para dañarnos, frustrarnos y abandonar antes de tiempo la actividad comenzada.

A %d blogueros les gusta esto: