Sobrevivir a molestos vecinos

No todos los vecinos son buenos y en casos particulares, son realmente insoportables y no queda mas remedio que hacer ciertos llamados de atención para buscar la armonía. Sobrevivir a molestos vecinos Cuando se estrena una casa o un apartamento lo que siempre se sueña es disfrutarla y poder vivir en paz, pero el problema radica en que no siempre las condiciones externas juegan una buena pasada y entran a escena los vecinos que no son los que cualquiera soñaría. Entonces hay que buscar una manera de lidiar con sus molestias o de poder decir no más!Obviamente ante cualquier molestia lo primero que hay que hacer es acercarse al vecino a comentarle que es lo que molesta  y como puede hacer para mejorar esa situación, pero siempre de buena manera y en términos de educación y decencia óptimos, porque si las cosas se hacen de forma grosera o altanera, probablemente lo que se ganen sean enemigos

Es importante hacerle ver que lo que se le pide es por la seguridad y tranquilidad de todas las personas que conviven alrededor de él, entre ellos quien hace la petición y que sus actitudes o actividades molestas, incomodan o afectan el desarrollo de las tareas de los demás en la vida cotidiana mientras están en su hogar. Finalmente lo que se busca es llegar a una solución mutua, donde ninguno pierda sino que ambos o todos queden tranquilos. Cuando son conjunto residenciales, hay que llamar primero la atención al vecino, si en dado caso no entiendo o hace caso omiso a la petición, hay que recurrir a los otros vecinos de torre o piso a los cuales también incomode, incluso de los administradores y directivas del lugar. Pero si la situación llegase a continuar, desafortunadamente se debe recurrir a instancias legales, por lo que puede recibir llamados de atención, multas o pagar indemnizaciones a quienes afecto. 

Pero eso depende de la gravedad de lo que hizo y la mayoría de quejas se presentan a causa de exceso de ruido y a horas no adecuadas, malos olores producidos por basura, animales o falta de higiene, humo por prácticas empresariales o de producción en el hogar o porque es una persona fumadora. Para aprender a lidiar con estos terribles vecinos hay que tener en cuenta si la molestia solo es causada a una persona o a varias, pues de allí deriva el apoyo que se pueda obtener de los demás; también es bueno tratar de analizar la situación, por ejemplo, si la casa es a la vez una empresa o fabrica con algunas maquinas y no puede minimizarse el ruido, y aunque hay que ser comprensibles, también hay que buscar un medio o manera en la que ninguna de las dos partes salga afectada. Pero si en dado caso no llega a haber solución, el último paso siempre será el camino legal, ante el cual ninguna persona puede negarse a convivir de buena manera con los demás.

A %d blogueros les gusta esto: