Conseguir una excelente salud bucal

Siguiendo una serie de consejos sencillos, conseguiremos que nuestra boca esté en perfectas condiciones tanto a nivel higiénico como estético y con la que causaremos sensación allá por donde pasemos. Conseguir una excelente salud bucal

¿Cuántas veces es necesario cepillarse los dientes al día?

Aunque cepillaros los dientes debe formar parte de la rutina diaria, no siempre se está perfectamente informado sobre la manera más eficaz de conseguir una perfecta limpieza. En cualquier caso lo ideal sería que nos cepilláramos los dientes cada vez que hagamos una comida, pero con que lo hagamos dos veces cada día un par de minutos, es más que suficiente para que mantengamos nuestra dentadura sana. Con cada cepillado de dientes conseguiremos eliminar la placa dental que se forma en la superficie de los dientes, a la vez que aportamos principios activos que otorgan beneficios a nuestra dentadura como por ejemplo curar las encías, blanquear los dientes o controlar los problemas de sensibilidad.

Para prevenir la aparición de caries y mantener un boca perfectamente sana es necesario que usemos una pasta fluorada dental para acompañar a nuestro cepillado. Como existen numerosas concentraciones de flúor en las pastas dentífricas dependiendo de las necesidades de cada persona, es recomendable consultar con el dentista o con el higienista dental para que nos aconseje la pasta que debemos usar dependiendo del estado de nuestra dentadura.

Cepillos de dientes

La manera ideal de cepillarse los dientes es hacerlos durante un par de minutos, como ya hemos comentado anteriormente, sin presionar el cepillo demasiado y sin olvidarnos de ninguna de las caras de nuestra dentadura. También es importante cepillarse las encías y la lengua de igual manera que utilizar hilo dental, eso sí, con cuidado a la hora de frotar el espacio existente entre los dientes para lo que deberemos de utilizar un pequeño trozo de hilo y hacerlo con movimientos muy suaves. Para finalizar una correcta limpieza de boca, debemos terminar con un enjuague bucal y no enjuagarnos la boca con agua después de usarlo porque tan sólo conseguiríamos eliminar los principios activos que permanecen dentro de ella.

También es importante cambiar de cepillo de dientes o de cabezal, en caso de utilizar uno eléctrico, cada 3 meses siempre y cuando no se realice una excesiva presión sobre el cepillo y se aplasten los filamentos, ya que en este caso deberá cambiarse antes, puesto que un cepillo de dientes que se encuentre en malas condiciones puede llegar a ocasionar daños en la dentadura ya sea haciendo que las encías se reduzcan como desgastando los dientes.

Antes de comprar el cepillo dental es importante saber elegir cual es el más adecuado ya que no todos son iguales. Es necesario que busquemos un cepillo que contenga la mayor cantidad posible de filamentos y que aparte de limpiarnos los dientes, tenga un limpiador de lengua así como estimuladores de encías. La limpieza correcta de la boca debe proporcionarnos una agradable sensación de frescor y de alivio, de tal manera que cuando terminemos de cepillarnos los dientes y nos pasemos la lengua por ellos estén perfectamente suaves.

A %d blogueros les gusta esto: