Sopa de Marisco

En invierno los platos calientes son fundamentales. En la receta de hoy, te enseño la prepraración de una sopa, que además será tu aliada para cuidar la línea, ya que tiene un aporte de grasas escaso, te ayudará a introducir pescado en la alimentación de los peques de la casa, y además será tan sencilla que apenas te llevará más de 10 minutos en la cocina.
Te explico los pasos aquí. Sopa de Marisco Para el entrante del día de hoy, te propongo una sopa que además de calentar tu cuerpo y hacerle frente al frio, conseguirá ayudarte a cuidar tu línea gracias a su escaso aporte en grasas, y las beneficiosas propiedades del marisco.

Además, lo estupendo de esta receta es que es muy versátil, y puedes añadir o quitar elementos configurándola a tu gusto, y esto es, sin duda un punto a favor, sobre todo si tienes niños en casa que se muestran reaccios a comer alguna clase de pescado que tu creas necesario para completar su dieta.

Como no podía ser de otro modo, la preparación de esta sopa es extremadamente sencilla, y no te decepcionará en absoluto, y la lista de ingredientes la encontrarás sin niguna dificiultad por la despensa de casa, y si no es así, podrás completarla en el super.
Sin más demora, te detallo los ingredientes que vamos a usar:

  • Marisco variado (mejillones, gambas, anillas de calamar, almejas…)
  • Agua
  • Tomate natural
  • Cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Colorante alimentario
  • Huevo cocido
  • Pan frito

Y ahora en unos cuantos pasos, te explico el procedimiento para lograr esta apetitosa sopa que sin duda os encantará:

  1. En una sartén pocha la cebolla y los tomates cortados en trozos pequeños.
  2. En una cazuela con agua se cuece el marisco, y también cuece uno o dos huevos.
  3. Cuando el sofrito esté listo, echale un poco de caldo de cocción del marisco y hiérvelo unos minutos.
  4. Saca el marisco cocido, pela las gambas, y pica en los mejillones cocidos.
  5. Cuela el sofrito sobre la cazuela con el caldo y el marisco.
  6. Añade un poco de colorante alimentario para darle un color más vivo, e incorpora el huevo en trocitos.

Ahora ya tendrás lista tu sopa, solo queda que la sirvas en cuentos individuales. Recuerda, puedes acompañarla con unas migas de pan para mojar en la salsa.

Aquí encontrarás más recetas suculentas y extremadamente sencillas.

A %d blogueros les gusta esto: