Tips para pintarte las uñas

1Conseguir unas uñas bonitas y cuidadas no implica tener que acudir a un profesional. Con tener en cuenta algunos pequeños trucos y con un poco de imaginación podrás conseguir unas acabados perfectos.

Limpieza

Para que la pintura que quieras poner en tus uñas se adhieran a ella, es importantísimo lavarlas muy bien antes de aplicarla para eliminar todo rastro de polvo o de suciedad. Para ello remójales en agua templada y con un poco de jabón exfoliante para las uñas.

Vinagre blanco

Aplica una capa de vinagre blanco en tus uñas antes de decorarlas y conseguirás prolongar el tiempo de duración del esmalte.

Vaselina

Algo que sucede muy a menudo es que al pintarnos las uñas nos manchamos los dedos con el producto utilizado. Para evitarlo, antes de aplicarlo frota con una pequeña cantidad de vaselina con la ayuda de un bastoncillo de algodón, los alrededores de las uñas y evitarás este problema.

Cinta adhesiva

Si quieres dar a tus uñas un diseño con dos tonos diferentes, coge un trozo de cinta adhesiva y colócalo en la dirección en la que desees decorártelas. Después pinta con el color que quiera y espera a que se seque.

Pinturas de colores

Si se te han acabado los esmaltes de colores pero todavía te queda un poco de base transparente, puedes utilizar un poco de la sombra que utilizas para maquillarte los ojos. Prepara la mezcla con ayuda de una cuchara mezclándola bien y obtendrás un tono mucho más brillante y con un acabado espectacular.

Esponja de malla

Para una decoración en tus uñas divertido y rápido, corta un trozo de esponja de malla y ponla sobre las uñas como si fuera un molde. Después aplica el esmalte que desees.

Decorado con puntos

Para conseguir esta decoración de una manera rápida, cubre la uña con una anda de tiritas y pasa la pintura con un color que resalte sobre su base y espera a que se seque. También puedes usar una horquilla del cabello, untándola en esmalte para hacer los puntos.

Secado rápido

Llena un cuenco con agua y con unos cuantos cubos de hielo. Sumerge las uñas durante unos minutos  y con el frío conseguirás que las uñas se sequen mucho más rápido.

Secador o ventilador

Un error que puede llegar a arruinar la manicura es utilizar el aire de un secador de pelo o un ventilador para que se sequen más rápido, ya que además de que la pintura puede correrse, los tonos lucirán más opacos cuando se hayan secado.

Esmalte blanco para la base

Sin importarte el color de fondo que tengas previsto utilizar, comienza primero con una capa de esmalte blanco para que el resto de las pinturas te queden mucho más brillantes.

Mezclar con agua

Si mezclas varios colores de pintauñas en un vaso de agua, podrás conseguir un diseño alternativo que resulta muy interesante. Para ello cubre tus dedos con un poco de cinta y después sumérgelos en el vaso con los esmaltes y el agua para decorar tus uñas.

Hazlo dedo por dedo para que la uña quede perfectamente decorada. Déjalos unos segundos en remojo y después quita el exceso de pintura.

A %d blogueros les gusta esto: