Tratamientos como en el Spa… Pero en casa!

Hoy en día son miles las ofertas que encontramos en los cada vez más numerosos Spas y Centros de Estética sobre ¨Eliminar la celulitis¨ o ¨Desintoxicar tu cuerpo¨. Sin embargo, todas estas promesas no son 100% verídicas, pero tampoco son del todo mentira. Pues tienen mas que nada que ver con la forma en que se venden las publicidades y promociones de estos sistemas. Debemos poner especial atención a una palabra: ¨transitoiro¨.

Hay una realidad y es que, a menos que te sometas a un tratamiento médico como es la liposucción, la celulitis nunca podrá ser totalmente eliminada.

Sin embargo no todo está perdido, pues con una combinación de dietas y ejercicios puedes lograr que, paulatinamente, la celulitis sea menos visible. En cuanto a la desintoxicación del cuerpo, es también una promesa transitoria, pues cambiando ciertos aspectos de tu dieta y estilo de vida, indudablemente conseguirás mejorar tu estado general y ¨desintoxicarte¨. La realidad es que estos tratamientos suelen ser costosos, y una vez que te decides a contratar uno, te hacen saber que uno sólo no es suficiente, y que mucho menos lo es si no lo haces…de por vida!. Lo cual implicará dejar más de la mitad de tu sueldo en manos del Centro de Estética. Si bien no es novedad para las mujeres invertir en belleza, tampoco es cuestión de dejar de darnos los gustos por tratar de alcanzar el sueño de ser modelos. Además cabe recalcar que, si seguimos estas pautas llegaríamos a la conclusión de que la belleza es solo para aquellas que tienen libres recursos económicos. Y te tenemos una buena noticia: Esto no es así! Con una pequeña inversión y un poco de tiempo y dedicación puedes lograr tener tu propio Spa en casa. Pues el tiempo que necesitas es menos del que te pasarías en el Spa, y el esfuerzo si bien es mayor a nivel físico, es menor a nivel monetario, en conclusión, un buen negocio si estas dispuesta a hacerlo. El ambiente ideal entonces, será tu baño o tu dormitorio, y antes de comenzar asegúrate que la temperatura sea cálida, pero no calurosa.

spa_en_casa.jpg

Algunos consejos para antes de empezar:

  • Ingiere abundante agua antes y después de tu tratamiento para ayudar a eliminar las toxinas de tu cuerpo. Intenta no consumir café por al menos un día (si es por dos días será mejor). De todas formas, si eres consumidora habitual de café, sabemos que te las rebuscarás para ignorar este apartado…
  • El sulfato de magnesia es un excelente desintoxicante y relajante muscular que ayuda a aliviar el estrés.

Elementos necesarios:

  • Aceites esenciales.
  • Aceite de almendra 100% natural. Entre 15 gr. y 30 gr. deberá ser suficiente para todo el cuerpo.

Unas pocas gotas de los siguientes , agregadas al aceite de almendra:

  • Aceite de pomelo
  • Tomillo
  • Hinojo
  • Lavanda
  • Geranio
  • Bayas de enebros

Mezcla todos los aceites juntos y, si guardas la preparación para usarla después, asegúrate de agitarlo bien antes de usar.

  • Papel de cocina transparente.
  • Un pijama o una bata. Una buena idea es ponerlos en la secadora para darles un toque de calidez antes de usarlos.

A ponerse en acción: Exfolia tu piel usando el método seco. Usa una esponja vegetal o un cepillo de baño seco y cepilla tu piel en forma suave pero firme. Esto sirve para remover la capa superior de células muerta la piel. Una vez exfoliada, aplica la mezcla aceitosa y amasa y masajea firmemente tu piel, concentrándote en aquellas áreas más problemáticas. Envuelve las áreas aceitadas con papel transparente de cocina. Si aplicas el aceite en tus pies, procura ser cuidadosa y asegúrate de ponerte soquetes antes de lanzarte a caminar para evitar manchar el piso y resbalarte y terminar con un lindo golpe. A continuación, vístete con tu pijama o tu bata caliente, siéntate y relájate durante 20 minutos. Remueve el film de plástico y toma un baño de agua tibia. No necesitas lavarte con jabón ni hidratar la piel (aunque puedes hacerlo si quieres), ya que estará suave gracias a los aceites. Tratamiento rápido: Esta mezcla de aceites en particular puede ser usada como un tratamiento de baño cuando no tienes tiempo para una sesión completa de Spa:

  • Llena la tina con agua tibia hasta la mitad, incorpora la mezcla de aceites esenciales mientras el agua esté corriendo, y agrega ¼ de taza de sulfato de magnesia.
  • Recuéstate en la tina durante 5 minutos procurando que todo su cuerpo se humedezca, y luego comienza a masajearte desde los pies hacia las partes superiores.
  • Agrega agua tibia y remójate durante otros 5 minutos (o más si así lo prefieres).

Entonces, con estos 2 tratamientos que te hemos dado, no sólo conseguirás una piel más bella y suave, sino que poco a poco y acompañándolo de dieta y ejercicios (tal como de todas formas te lo indicarían en el Spa) lograrás ir reduciendo tu celulitis y drenar las toxinas de tu piel.

La clave, al igual que en todo tratamiento, es la constancia y la paciencia, hacerlo un hábito. Y no te olvides de disfrutarlo: pues es un tiempo y una pequeña cantidad de dinero y esfuerzo que estas invirtiendo para verte y sentirte mejor.

No es magia, sino una lógica cuestión de ayudar a la naturaleza.

A %d blogueros les gusta esto: