Tres razones sorprendentes para dejar de beber refrescos

Los refrescos o las sodas, debemos dejar de tomarla porque causan muchos males a nuestra salud y nuestro cuerpo. Aquí te dejo tres sorprendentes razones que conseguí para dejar de tomarlos. Tres razones sorprendentes para dejar de beber refrescos

No hace falta que te diga que la soda (refresco) no es sano. Todos sabemos que esta bebida es la preferida de muchos, pero contribuye al problema de obesidad, además causa grandes daños. En este artículo te dejo tres hechos impactantes por los que no debemos tomar refrescos.

La soda engorda tus órganos

Un estudio danés reciente reveló que la bebida gaseosa no dietética conduce a un aumento espectacular y peligroso de detectar de las grasas. Los investigadores pidieron a los participantes beber la soda regular o bien leche, que contiene la misma cantidad de calorías como una soda regular, cola de dieta, o agua todos los días durante seis meses. ¿Los resultados? La grasa total fue la misma en todos los grupos que consumen bebidas, pero los bebedores de soda regular experimentaron un aumento espectacular en las grasas nocivas ocultas, incluida la grasa en el hígado y esquelético.

El grupo de soda regular también experimentó un aumento del 11% en el colesterol en comparación con los otros grupos. Los edulcorantes artificiales y colorantes alimentarios se han relacionado con daños en las células del cerebro y la hiperactividad, demostrando en la investigación que las personas que beben refresco de dieta tienen un mayor riesgo a desarrollar diabetes.

Al eliminar la gaseosa de tus comidas, disminuirás 450calorías al día si cambias el agua por los refrescos y, es que no sólo reducirás peso, sino que también fortalecerás tu corazón, los huesos u aumentarás tu metabolismo.  

La soda contiene retardantes de llama

Algunas marcas de refrescos más populares, usan aceite vegetal bromado, que es una llama de tóxicos retardante para mantener el aroma artificial a partir de la separación del resto del líquido. Este ingrediente peligroso, a veces aparece como BVO de refrescos y bebidas deportivas, que pueden causar síntomas de envenenamiento por bromuro, como lesiones en la piel y pérdida de memoria, así como trastornos nerviosos. Si eso no es una razón suficiente para no tomar refrescos, entonces comienza a pensar que no te quieres.

Te cuento que el refresco no es la única bebida dudosa que hay que tener en cuenta. Muchas bebidas embotelladas contienen paquetes de azúcar y calorías suficientes para frustrar tus planes de ajuste y hacer que tomes un sorbo.

Beber refrescos te hace una rata de laboratorio

Muchas marcas de refrescos están endulzadas con jarabe de maíz alto en fructosa ¿el problema? Contiene ingredientes genéticamente modificados que han estado en nuestra cadena alimentaria desde la década de 1990 y no sabemos a largo plazo sus efectos en la salud, porque las empresas nunca desarrollaron los cultivos que tenían que probar la seguridad a largo plazo. Caso en cuestión: algunos resultados recientes sugieren que los cultivos genéticamente modificados están vinculados a los daños del tracto digestivo, envejecimiento acelerado, e incluso la infertilidad. 

A %d blogueros les gusta esto: