Síndrome de ovario poliquístico

Este malestar es poco conocido pero puede llegar a producir grandes consecuencias para quienes lo padecen tal vez la mas importante y que afectaría mucho a una mujer, seria la imposibilidad de tener hijos. Síndrome de ovario poliquístico A simple vista es un concepto muy desconocido y del que se sabe que está relacionado con la parte sexual y reproductora femenina solo porque incluye la palabra ovario, pero es una enfermedad que puede presentarse en muchas mujeres sin que ellas lo sepan. Se caracteriza por generar alteraciones hormonales y sus consecuencias son la irregularidad en periodos menstruales, problemas para quedar en embarazo y otro tipo de malestares. Esta enfermedad se presenta en la pubertad, en la adolescencia o mujeres jóvenes que rodean los 20 a los 25 años. 

Cuando las chicas presentan condiciones normales, pueden presentarse en cada 7 mujeres de 100, pero si son de las mujeres que tienen exceso de vello, pueden llegar a presentarse casi 80 casos de 100 mujeres.Las causas pueden ser de diversos orígenes y los principales son los genéticos que pueden ser por parte de la madre si tienen el mismo mal y lo heredan a sus hijas o por parte de su padre si tiene diabetes. Después de que una mujer ha tenido un bebe, puede padecer este síndrome a causa de la dieta, del estrés o del aumento de peso. Muchas pueden sentirse nerviosas porque el síntoma más común son los retrasos menstruales, que pueden durar más de 35 días sin llegar y esto es a causa de una falla en la ovulación porque mientras en el proceso de crecimiento, hay daños en el desarrollo total y no alcanzan el tamaño ideal. Así como pueden ser leves, también pueden llegar a ser muy fuertes y dolorosos. 

Como intervienen las alteraciones hormonales, es común que se produzcan algunos cambios inclinados hacia lo masculino, por ejemplo, la concentración del vello en lugares donde no deberían estar por ejemplo, pecho, abdomen y zonas del cuerpo como mejillas, garganta y patillas o incluso llega a ser tan molesto que en la zona de los pezones. En busto además de esta afección, también reduce su tamaño, el clítoris aumenta de tamaño, el cabello empieza a perder fuerza y se empieza a caer muy fácilmente, sin contar que la voz empieza a engrosarse. 

En la mayoría de casos es solo un problema pasajero o muy leve que no tiene mayores consecuencias, pero para quienes lo padecen de una manera muy grave se pueden producir algunos episodios complejos como por ejemplo infertilidad definitiva, si en algún momento se llega a quedar en embarazo, es probable que haya un aborto espontaneo antes de superar los 3 meses, la obesidad se puede intensificar con el paso de los años, la presión alta y la diabetes pueden crecer progresivamente e incrementar el índice de padecimiento de cáncer ya sea de mama o de ovario. El tratamiento generalmente se enfoca en el uso de métodos anticonceptivos que frenaran la producción de hormonas y  el control de peso y reducción si hay sobrepeso. 

A %d blogueros les gusta esto: