Un alojamiento rodeado de tranquilidad y fuentes: la Casa de la Estación

En los bellos paisajes de la comarca de Gúdar-Javalambre, en la provincia de Teruel, encontramos la tranquila localidad de Albentosa, rodeada de sabinares y carrascales y en un bello entorno natural lleno de fuentes y ríos de frías y transparentes aguas. Un alojamiento rodeado de tranquilidad y fuentes: la Casa de la Estación En este atractivo escenario se encuentra La Casa de la Estación, un alojamiento rural llamado así por hallarse ubicada junto al antiguo apeadero por el que antaño pasaba el tren que llevaba a la localidad de Moras de Rubielo.

Es un típico edificio de piedra del siglo XIX, que en otros tiempos fue una casa de labranza, y que ha sido completamente reformada para dedicarla al turismo rural. Ha sido equipada con todas las comodidades y todos los enseres necesarios, y decorada con un estilo rústico que la convierte en un lugar acogedor y confortable. Se halla dentro de una gran finca de 18 Hectáreas, por lo que es un lugar idóneo para quienes buscan paz y tranquilidad.

La vivienda puede alojar a 18 personas, y dispone de 2 habitaciones de matrimonio, 2 habitaciones triples y dos cuádruples, todas ellas con baño.

Dispone también de un gran salón, muy cómodo, al que llaman “El Refugio”, con chimenea, sofás, televisión, y todo lo necesario para sentirnos cómodos. Y en el exterior hay unos jardines, con una zona de terraza, con unas fantásticas vistas de los alrededores.

Para quienes lo deseen, cabe comentar que el establecimiento organiza diversas actividades al aire libre, como deportes de aventura, entre los cuales se encuentra el parapente, así como talleres relacionados con la naturaleza.

Una de las actividades recomendables es el senderismo o los paseos por los alrededores, que nos permitirá ver algunas de sus bonitas fuentes, como la Fuente de la Teja o la Fuente del Gavilán, así como un gran número de ermitas góticas y románicas que se encuentran esparcidas por esos contornos.

A %d blogueros les gusta esto: