Un apacible alojamiento en una masía, junto al río Plasancia

El Alto Plasancia es una bella comarca de la comunidad valenciana, concretamente de la provincia de Castellón. Es un lugar idóneo para pasar unos días recorriendo sus bellos parajes y descubriendo rincones tan bellos como la Cascada del Salto de la Novia, en la localidad de Navajas, el Pantano de Regajo o el valle del río Plasancia, incluido su nacimiento. Un apacible alojamiento en una masía, junto al río Plasancia Para visitar esta comarca, un buen alojamiento lo encontramos en la localidad de Castellnovo, una hermosa población de estilo moruno y calles estrechas, con un gran legado histórico, entre él su Castillo. Allí encontraremos el Hotel Masía Durbá.

El hotel se sitúa entre dos parques naturales, el de la Sierra de Espadán y el de la Sierra de Calderona, y junto a él discurre tranquilamente el río Palancia. Es un bello edificio del siglo XVIII, rodeado de almendros, y que se halla dentro de una finca de 23 hectáreas en plena naturaleza.

La masía ha sido reformada, y se halla dotada con todas las comodidades que podemos desear, e incluso más. El hotel respira esta paz inexplicable que los edificios antiguos, con sus gruesos muros de piedra, otorgan sin que acabemos de saber el motivo.

Las habitaciones están decoradas en materiales naturales que las hacen acogedoras y adecuadas para el descanso. Domina en ellas el mármol, la piedra natural y maderas nobles como la teca, el tamarindo o la acacia. Están adornadas cuidadosamente, con detalles muchos de ellos procedentes de la India. Disponen de minibar y televisión, y algunas de ellas terraza privada, chimenea y jacuzzi.

En la gran extensión de parcela que rodea el edificio encontramos un huerto, zonas ajardinadas y dos piscinas, una de ellas natural, y junto a ellas unas hamacas para tomar el sol. Por los jardines se han instalado también mesas y sillas en diferentes rincones para poder pasar algún agradable rato fuera, viendo el paisaje o leyendo. También hay un bonito patio enclaustrado, con una terraza para tomar una copa por la noche, si nos apetece.

El restaurante nos ofrece frescos productos procedentes de la famosa huerta valenciana, y está especializado en cocina mediterránea, elaborando platos tan apetitosos como fideuás, carnes a la brasa y, por supuesto, los arroces, de los que encontraremos varias modalidades.

El hotel ofrece diversos servicios, como conexión gratuita a internet, desayuno buffet o asesoramiento y documentación de los lugares que podemos visitar por la zona.

Cerca tenemos bonitas poblaciones para visitar, como Segorbe, cuyo casco histórico ha sido declarado Bien de Interés Cultural.

A %d blogueros les gusta esto: