Un plan postvacacional para recuperarte

hidratarse1Tras las vacaciones llega el momento de hacer una cura general a todo nuestro cuerpo ya que el regreso trae consigo algunos efectos nada deseados en la piel como un tono más apagado, manchas o deshidratación.

Alimentarse para estar más feliz

Aunque de las vacaciones se regresa con las pilas cargadas lo cierto es que cuesta ponerse en marcha al comenzar con la rutina diaria y la mejor forma de hacerlo es comenzando con la alimentación. Por eso es importante aportar al organismo mucha vitamina C a través de frutas y verduras así como alimentos que tengan triptófano, precursor de la serotonina, un neurotransmisor que tiene un papel muy importante en nuestro estado de ánimo y resulta esencial para combatir la ansiedad. Esta sustancia se encuentra en el chocolate, los lácteos, los huevos, los dátiles o los garbanzos, así que no dudes en incluir en tu alimentación diaria estos alimentos para sentirte mucho mejor y con energías renovadas para comenzar de nuevo.

También es recomendable incluir alguna fuente de fibra para combatir el estreñimiento y un aporte de ácido omega 3 extra que disminuye el colesterol en la sangre y es antiinflamatorio.

Recupera el rostro del exceso de sol

Aunque se haya protegido correctamente la piel a la hora de exponerla al sol, un bronceado intenso provoca una desequilibrio en la capa córnea siendo ésta incapaz de retener el agua que necesita para una hidratación adecuada, por lo que si tienes la piel reseca, flácida, con un tono apagado o de tacto rugoso es hora de ponerte en manos de un profesional.

Por supuesto en tu casa no debes olvidar realizar una limpieza correcta cada mañana y cada noche. Existen en la actualidad unos aceites limpiadores que mantienen toda la suciedad a raya. Cuando entran en contacto con el agua se convierten en una emulsión que se aclara muy fácilmente y dejan la piel nutrida, limpia y sin ningún residuo. Este tipo de limpiador es perfecto para eliminar incluso los maquillajes resistentes al agua, dejando la piel totalmente limpia e hidratada.

Una hidratación total

Después de un verano tomando el sol, bañándote en el mar y/o en la piscina, tomando cervecitas y ricos aperitivos en el chiringuito, comiendo algo más de la cuenta, etc. etc., el cuerpo necesita una buena hidratación. Los brazos, las piernas, la espalda…. Tras la vida al aire libre toda la piel requiere de una aporte extra de nutrición, ya sea bien sobre la piel mojada después de salid de la ducha o bien sobre la piel seca antes de proceder a vestirte, eso como tú lo decidas. Existen en la actualidad en el mercado numerosos productos que te permiten hidratar tu piel en el momento que tú prefieras y cuyos resultados están totalmente comprobados. Comienza cuanto antes a hidratar tu piel después del verano y no permitas que se deshidrate y adquiera un tono apagado y sin brillo que le dará un aspecto poco saludable.

A %d blogueros les gusta esto: