Una forma sencilla de incorporar productos lácteos a su dieta: Soufflé de Jamón y Queso.

A veces los mas peques de la casa se muestran reaccios a comer ciertos alimentos, entre ellos, los productos lácteos.
Con nuestra receta de hoy; este Souffle de Queso y jamón, será «pan comido» y nunca mejor dicho, incorporar estos importantes nutrientes a su dieta de una manera que les encantará y te encantará.
La elaboración de este plato es completamente sencilla, te la describo aqui en un par de pasos. Una forma sencilla de incorporar productos lácteos a su dieta: Soufflé de Jamón y Queso.

Para la receta de hoy, te enseño a preprarar un deliciosos soufflé de jamón y queso, que sin duda os encantará a todos en casa, en especial a los más pequeñines.

Además, su elaboración es muy sencilla, no te ocupará apenas tiempo, y lo mejor de todo, es que, una vez que cojas el truco de esta receta, podrás dejar volar tu imaginación libremente y versailitzarla combinando con todo tipo de ingredientes, desde embutidos, pasando por cremas o chocolate. Dejarás volvar tu imaginación y triunfarás seguro.

Y, como te decía, este suffle ideal para los niños ya que al llevar leche, nata y queso se transforma en una excelente opción para agregar en su dieta calcio, que tan fundamentales son para su alimentación, y además, los incorporarás de una forma que ellos adorarán.

Así que, sin mas tardar te dejo la relación de ingredientes que usaremos. Como verás, la mayoría ya se encuentran en tu despensa, pero los restantes, no serán difíciles de conseguir. ¡Toma nota de ello!

  • 12 Rebanadas de pan de molde sin corteza
  • 10 Lonchas de queso que se derrita con facilidad
  • 100 grs. de Jamón de York picado
  • 3 Huevos
  • 1 Taza de leche
  • 1 brick y 1/2 de nata líquida
  • Sal
  •  Nuez moscada
  • Queso parmesano rallado
  • Margarina para untar

Y ahora, con estos sencillos pasos te explico las claves para que nuestro sufflé sea completamente delicioso y no dure en tu mesa mas de cinco minutos:

  1. Unta con margarina cuatro rebanadas de pan y colócalas en un molde para horno cubriendo la base.
  2. Sobre cada rebanada de pan coloca una loncha de queso y jamón picado.
  3. Se añade otra capa de pan de molde, recuerda untar con margarina por ambos lados cada una,y nuevamente añade queso y jamón.
  4. Para concluir otra capa de pan.
  5. Ahora, bate los huevos, la nata y la leche, añade la sal, nuez moscada y el queso parmesano rallado.
  6. Viérte la mezcla sobre el pan de molde, y dejalo 10 minutos para que el pan absorba todo el líquido.
  7. Ahora mételo al horno a 180º durante unos 15-20 minutos o hasta que veas que el soufflé haya subido y tenga dorada la superficie.

¡Entonces estará listo para servirse, y deleitar a tus comensales!
Realmente sencillo y delicioso.

Aquí
encontrarás más recetas que te encantarán.

A %d blogueros les gusta esto: