Rape al horno

El rape es uno de los pescados más sabrosos de los que podemos encontrar en nuestros mercados. Simplemente frito o a la plancha es exquisito, aunque se pueden hacer muchas recetas con él, como la que sigue, muy fácil y rápica. Si te gustan los sabores más suaves, puedes dejar de poner la guindilla, aunque le da un buen toque. Rape al horno Ingredientes para 4 personas: 1 rape que pese más o menos un par de kilos cortado a rodajas o filetes, 2 cebollas, 4 patatas, 4 dientes de ajo, 1 pimiento verde, 1 guindilla, vinagre, perejil picado, aceite de oliva y sal.

Pela las patatas y las cebollas. Corta las patatas a rodajas y las cebollas a gajos. Lava el pimiento y quítale las pepitas, y córtalo a trozos.

En una sartén grande puesta al fuego, echa aceite de oliva y, cuando esté bien caliente, pon dentro las patatas para que se vayan friendo. Al cabo de 5 minutos añade las cebollas, el pimiento y uno de los ajos laminado. Deja cocer a fuego lento y, cuando veas que está bien rehogado, aparta la sartén del fuego.

Pon los trozos de rape en el centro de una fuente que pueda ir al horno. Sálalo y viértele por encima un poco del aceite en el que has frito las patatas. Pon la mezcla de patatas, pimientos, cebolla y ajo alrededor del pescado.

Precalienta el horno durante 10 minutos y mete la fuente dentro, dejando hornear durante unos 15 minutos a 180º.

Mientras, en una sartén con un poco de aceite de oliva fríe los ajos restantes y el perejil, ambos productos picados, junto con la guindilla, apartándolo enseguida del fuego para que no se queme.

Cuando hayan pasado los 15 minutos de horneado, saca la fuente del horno. Echa un poco de vinagre por encima de los trozos de rape (sin pasarte) y seguidamente el contenido de la sartén en la que acabas de freír los ajos, repartiéndolo bien.

Sirve muy caliente, poniendo en cada plato uno o dos trozos de rape, rodeados de las verduras.

A %d blogueros les gusta esto: