Una solución efectiva para esos días

Los tampones son elementos tan comunes para usar durante el periodo menstrual como las tollas higiénicas y son tantos los beneficios que ofrecen que finalmente terminan siendo los escogidos por muchas chicas. Además hay que tener en cuenta que tantos mitos que existen alrededor de ellos que a muchas provoca temor, pero para tranquilidad de todas, todos son falsos. Una solución efectiva para esos días Los tampones aunque son conocidos en todo el mundo y los usan muchas mujeres, hay muchas  otras que desconocen sus usos, sus beneficios  y se han generado varios mitos alrededor de ellos y los probables males que generan, afortunadamente y para seguridad de ellas, todos son falsos: pues van desde la creación de infecciones vaginales e incomodidad, pasando por la absorción que supuestamente el cuerpo hace y queda perdido dentro de la vagina y finalizando con la generación de cáncer por los componentes del tampón, además de producir un sangrado más excesivo que el normal.

Qué son? 
Son dispositivos femeninos fabricados en algodón generalmente. Se introducen por la vagina y funcionan absorbiendo el sangrado. Tienen una capacidad de absorción específica y una vez llenos, dejan fluir el sangrado hacia el exterior. Normalmente se usan por un periodo de 4 a 8 horas máximo. 

Son seguros?
Según estudios y estadísticas los tampones son mucho más seguros con respecto a posicionamiento y higiene, pues no propagan las infecciones y los malos olores que muchas veces provocan las toallas higiénicas. El problema actual es que muchas de las mujeres no saben cómo usarlos, les da miedo e inseguridad ponérselos porque temen que el sangrado se salga porque les quedo mal puesto o que les duela. 

Beneficios
Muchas chicas prefieren el uso de tampones mes a mes porque es un elemento interno que no se percibe, que da la posibilidad de vestirse ajustado y no se nota, de ir al gimnasio o hacer ejercicio sin que se cambie de posición como  a veces para con las toallas, también da la facilidad de visitar una piscina o el mar y disfrutar del agua cuanto tiempo quieran, pues el tampón funcionaria como una barrera para que el sangrado no sea expulsado, aunque hay que tener en cuenta que protegen y dan muchas facilidades al cuerpo pero deben cambiarse obligatoriamente y el tiempo máximo es de 8 horas. 

Edad para su uso
Realmente no hay una restricción en cuanto a edad ya que puede ser usado tanto en adolescentes como en mujeres adultas.  Para el caso de las chicas hay que evaluar el tipo de tampón, la cantidad del fluido, las actividades que se realizan y la facilidad de aprendizaje y movilidad, pues como son primerizas, empiezan un proceso de aprendizaje. Afortunadamente no es nada complejo pero por si las dudas las madres son unas excelentes maestras, además de os ginecólogos y hasta los manuales de los mismo productos. 

Los tampones adecuados
– Hay que tener en cuenta la intensidad del flujo, pues hay tampones para flujo leve, moderado y fuerte, así como tamaño pequeño, mediano y grande respectivamente.  También funciona usar los primeros días del periodo tampones con gran capacidad de absorción y conforme disminuya el sangrado, usar los de absorción leve. 
– Al usar tampones en la noche lo más recomendable es cambiarlo antes de ir a dormir y cambiarlo en la mañana. 
– Para saber si está bien puesto solo hay que tener en cuenta que no se deben sentir molestias ni al caminar, sentarse o realizar alguna actividad. Asi mismo no se saldrá solo, pues estará asegurado al interior del cuerpo.

A %d blogueros les gusta esto: