¡Viva el Color!

Mantener la belleza del pelo teñido tiene sus secretos. Pero es posible lograr un look espectacular con brillo natural. Apuesta al cambio.

Por fortuna, en esta época una cabeza teñida dejó de ser sinónimo de pelo dañado, opaco y quebradizo gracias a los productos de última generación, que incluyen en sus fórmulas pigmentos y activos capaces de lograr tonos más luminosos y proteger el cabello al mismo tiempo.
Entonces vale la pena animarse a realzar el color y apostar al brillo con tratamientos pre y post tintura que incluyen un ejército de productos como shampoos, acondicionadores, cremas, serums y ampollas especialmente diseñados para cabelleras con distintas tonalidades.
Hoy, en Emujer te brindamos una serie de tips que trasformarán tu look con un color perfecto y duradero. ¡Viva el Color! PRIMEROS PASOS Primero, comienza por un corte. No tiene que ser algo radical, pero tratá de que las puntas estén saludables para que tu pelo absorba mejor el color. Recuerda que los cortes en capas siempre resaltan el nuevo tono. Para minimizar el daño, que el químico pueda causar en el pelo, comienza por acondicionarlo al menos dos semanas antes. Las mascarillas serán tus mejores aliadas en este proceso: aplícate una cada siete días. ¿Cuál? La de la línea Color Radiante, de Pantene, por ejemplo que reduce el efecto de los agentes químicos. O el Tratamiento Intensivo con Girasol y Arroz, de Capilatis, que trabaja en contra de la fragilidad de los cabellos teñidos.

 

LA ELECCIÓN DEL TONO Esta es la parte más compleja del proceso. Si prefieres hacerte reflejos opta siempre por un tono más claro que el de tu color natural, para conseguir un contraste sutil, pero contundente. Además, iluminará tu rostro. En el caso de las tinturas recuerda que lo ideal es elegir hasta dos tonos más claros o más oscuros que el tuyo para evitar que el cambio sea muy drástico. S te tiñes por primera vez, sigue al pie de la letras los consejos de tu estilista. En el caso de las canas, cubrirlas resulta fácil si eliges un tono entre el plateado y tu color, que disimula el crecimiento. Dos consejitos: no apliques rojos fuertes sobre melenas con muchas canas ni uses tinturas para oscurecer un pelo que fue teñido con colores claros. Si vas a teñir tus cejas, usa el mismo tono, así mantendrás el foco de atención sobre tu pelo. Si el resultado no es el que buscabas usa un shampoo decolorantes. Igual, como el color es una cuestión de moda, puedes modificarlo las veces que quieras durante la misma temporada. Eso sí: debes dejar descansar el pelo entre cada sesión de tintura y extrema los cuidados con una fórmula que repare la estructura capilar. Además, acostúmbrate a usar shampoo y acondicionador específicos, porque la combinación de ambo fortifica las hebras y le devuelve al cabello su belleza original. ¿Sugerido? La gama Granada, de Laboratorios Klorane, que utiliza los taninos presentes en su extracto para fijar el color a la queratina del cabello y prolongarlo por el doble de tiempo.

COLORES Y DESPUÉS… ¿Y después de la coloración? El mercado ofrece una amplia variedad de productos tratantes. Como la línea Reflection, de Kérastase, que potencia la luz gracias a sus micropolímeros iónicos. O Elvive Color Vive, de L’Oreal París, una gama de tratamiento que prolonga el tono. ¿Más? Color Extend, de Redken, una propuesta de lujo que combate las causas de alteración del color. Otra opción es Penetratt, de Sebastián, un tratamiento reconstructivo que mantiene inalterable la salud del cabello maltratado con químicos. Por su parte, SP Color Save Mask retiene los pigmentos e intensifica el brillo. Para sellas el color los especialistas coinciden en recomendar el ritual Chroma Perfect, de Kérastase, un recurso de éxito probado; intensifica el brillo y aporta una agradable sensación de frescura al cuero cabelludo.

LA CLAVE ES EL BRILLO Rubias, castañas o pelirrojas, la próxima primavera todas tienen que brillas. ¿Cómo? Con el Film Brillo de Exel, que además deja el pelo extra suave. O con Color Illuminating Serum, de AlfaParf, un serum súper eficaz que crea un escudo protector ultra ligero y contiene filtro UVB. ¿Resultado? Brillo en todo su esplendor. Otra opción es la ampolla Power Dose Color, de la Série Exper de L’oréal Professionnel, que mantiene la belleza del color lavado tras lavado.

A %d blogueros les gusta esto: