Albóndigas de pollo

Esta receta de albóndigas de pollo es ideal si tienes niños, ya que suelen comerlas muy bien. Además, tiene la ventaja de que puedes hacer muchas y congelarlas con su salsa, ya que no pierden nada. Albóndigas de pollo Ingredientes para 8 personas: 1 kilo de pechuga de pollo picada, 4 huevos, 1 cabeza de ajos, 2 rebanadas de pan de molde, 2 cebollas, 1 vaso de vino blanco, 1 vaso de caldo, harina, perejil fresco, pimienta negra, pimentón, aceite de oliva y sal.

El día antes de hacer la receta, por la noche, pon en un recipiente la carne de pollo picada, junto con los huevos, un poco de perejil y 3 dientes de ajo, ambos productos también picados. Echa sal y una pizca de pimienta, y mezcla bien. Pon el pan de molde en leche durante 5 minutos y agrega a la mezcla. hacer la receta y guarda en el frigorífico.

Al día siguiente, ya podemos hacer la receta. Para ello, empezaremos por la salsa.

Pon en una cazuela aceite y echa la cebolla picada, así como lo que te queda de la cabeza de ajos. Cuando veas que se dora, echa una cucharadita de las de postres de pimentón, remueve rápido para que no se queme y vierte enseguida el vino.

Cuando veas que se reduce el vino añade el caldo de pollo y deja cocer a fuego suave durante 10 minutos.

Mientras tanto, pon al fuego una sartén con aceite y, cuando esté bien caliente, las fríes hasta que las veas doradas (retíralas así que las veas doradas, porque si las dejas más quedarían secas). Colócalas encima de un papel absorbente para que desprendan la grasa.

Echa las albóndigas en la salsa que está cociendo en la cazuela, y deja cocer 15 minutos más, a fuego suave, añadiendo agua si se termina el líquido.

A %d blogueros les gusta esto: