Alimentación macrobiótica

La alimentación macrobiótica se encuentra basada en el budismo zen y en la medicina china, donde salud significa equilibrio entre el yin y el yang que se encuentran presentes en toda la naturaleza. Según esta doctrina la ausencia de enfermedades existe cuando ambos principios se encuentran equilibrados, y dicho equilibrio se logra llevando una alimentación correcta, a la tolerancia y a la serenidad del espíritu.

Características de la dieta

El 50% del total de los alimentos consumidos a diario están compuestos por cereales integrales como el arroz, la avena, la cebada, el trigo, el cuscus, el centeno y el maíz. Los vegetales cocidos y las hortalizas abarcar el 25% de la ingesta de cada día. Para ello se deben tomar una o dos sopas cada día de miso o de salsa de soja a las que se le añaden algas o vegetales.

Las legumbres deben ser consumidas hasta en un 15% de la comida total diaria y respecto a las proteínas animales, está permitido comer dos veces a la semana pescado blanco y la carne de pavo y de pollo solamente están permitidas de manera excepcional.

Solo se pueden consumir huevos fertilizados y solamente uno cada diez días. En lo referente a la fruta se debe tomar seca o cocida, y en ocasiones frescas, siempre que se tenga una buena salud.

Las bebidas o los líquidos se deben tomar después de las comidas siempre, nunca durante las mismas y se debe ingerir a pequeños sorbos. Lo más adecuado es el té de tres años o el café de cereales. Si se quiere consumir agua, preferiblemente que esté tibia.

Alimentos que deben evitarse

Los alimentos que deben evitarse al no pertenecer a este tipo de alimentación son las carnes rojas, las grasas animales,los productos lácteos, los azúcares, las berenjenas, patatas y tomates, los zumos y frutas tropicales, las especias picantes y fuertes, los alimentos refinados, los que contengan colorantes y conservantes añadidos y los que hayan sido cultivados con cualquier tipo de abono químico.

Diferencias entre la alimentación macrobiótica y otras dietas naturales

La alimentación macrobiótica usa exclusivamente algas marinas como kuzu, mebosi, lotus y miso. De manera general los alimentos “yang” son los que pertenecen al reino animal y los alimentos “yin” son los pertenecientes al reino vegetal.

En este tipo de alimentación los cereales integrales son los que más se acercan a conseguir el equilibrio perfecto. A la hora de comer, se debe masticar mucho los alimentos que deben llevar sal marina, un alimento yang que ayuda a equilibrar los platos y que no puede faltar.

Resulta fundamental conseguir placer a través de las comidas, que deben realizarse en ambientes muy serenos y sin ruidos. El alcohol está permitido en cantidades pequeñas si no hay ningún problema de salud.

Conclusión

El aspecto positivo que tiene este tipo de alimentación es que conduce a llevar un concepto de alimentación saludable, siendo el camino para lograr un estado de salud, tanto mental como físico, óptimo.

El problema es que, según expertos en nutrición, se puede caer en un déficit de vitaminas y de proteínas, por eso lo más aconsejable es incluir siempre todos los grupos de alimentos en todas y cada una de las comidas realizadas, de una manera balanceada y equilibrada, para así no llegar a padecer ningún tipo de carencia nutricional.

A %d blogueros les gusta esto: