Alimentos para no tener que contar ovejas a la hora de dormir

Es relativamente normal pasar alguna que otra noche sin pegar ojo sin que ello llegue a ser preocupante, pero cuando el insomnio se llega a convertir en una realidad diaria y la hora de irse a acostar se convierte en un verdadero suplicio, es importante tomar las medidas necesarias. Aprende como hacerlo con una dieta adecuada. Alimentos para no tener que contar ovejas a la hora de dormir

Insomnio

Aproximadamente un 30% de las personas adultas tienen o han tenido alguna vez en su vida problemas a la hora de conciliar el sueño, siendo su consecuencia más molesta e inmediata la de que impide rendir tanto mentalmente como físicamente durante el día siguiente.

Los especialistas en estos temas aseguran que no importa demasiado el número de horas que se llegue a dormir sino que éstas sean lo suficiente para cada persona y que permitan que cuando uno se levante lo haga completamente descansado.

El insomnio en sí no es ninguna enfermedad sino más bien una señal de que algo no funciona como debería. La ansiedad, el estrés o la depresión son algunas de las patologías típicas de las que suelen ser síntoma.

Para atacar de una manera definitiva el insomnio es conveniente siempre consultar con el doctor así como mantener una adecuada alimentación que puede ayudar a relajarse y a conciliar más fácilmente el sueño.

Un somnífero natural: el triptofano

Esta sustancia que es precursora de la hormona vital que se encarga de regular el ciclo del sueño y de la vigilia y que es conocida como melatonina, es una garantía de tener un sueño como nos merecemos, y es que el triptofano resulta un aminoácido que tan sólo se consigue a través de una dieta sana y que la mayor parte de los alimentos que contribuyen a mejorar el sueño lo contienen. La recomendación a seguir es consumir de uno a cinco miligramos diarios de triptofano.

Descubre los alimentos que no te dejan dormir

El café, el té, el chocolate o las bebidas que contienen cola poseen sustancias que estimulan el sistema nervioso por lo que su consumo no ayuda a conciliar con facilidad el sueño.

El consumo de mantequilla, de aceites, de rebozados o de fritos, todos ellos ricos en grasas, hace que la digestión sea mucho más pesada y por tanto dificulten el momento de conciliar el sueño.

Tampoco se recomienda el consumo de cualquier tipo de líquidos antes de irse a la cama ya que las ganas de orinar durante la noche pueden llegar a interferir a la hora de dormir.

Cómo tener unos dulces sueños

Acostúmbrate a consumir regularmente calabaza y girasol ya que sus omega 6 actúan sobre nuestros nervios. Los plátanos, el yogur, los huevos y los cereales son muy ricos en triptofano por lo que su consumo antes de irse a la cama, también contribuirá a conciliar un buen sueño.

Por otra parte la carne magra que aportar vitamina B6, estimula el descanso así como las lentejas, la carne roja y los vegetales verdes evitan trastornos del sueño gracias a la cantidad de hierro que contienen.

Tomar una infusión de tila antes de irse a dormir ayuda a favorecer el sueño y a calmar los nervios al igual que tomar un vaso de leche templada antes de acostarse por su alto contenido en triptofano.

A %d blogueros les gusta esto: