Aprende a preparar unas deliciosas espumas de frutas para servir como postres

¿Existe algo mejor que degustar un delicioso postre tras haber ingerido una suculenta comida? Aprende la manera más sencilla de sorprender a tus invitados con unos originales postres de espuma que no dejará indiferente a ningún comensal de los que se hayan sentado en tu mesa. Aprende a preparar unas deliciosas espumas de frutas para servir como postres

Espuma de melón

Para preparar este original postre para cuatro personas necesitaremos:

  • 2 hojas de cola de pescado
  • 1 melón de 1 kilogramo aproximadamente
  • 150 gramos de azúcar
  • ½ vaso de Jerez dulce
  • ½ vaso de ron
  • 30 gramos de almendras peladas

En primer lugar ponemos la cola de pescado en remojo en un recipiente con agua fría mientras vamos quitando la cáscara y las semillas del melón, para proceder seguidamente a pasar toda su carne por un pasapurés y recogerla en un cuenco o una fuente a la que añadiremos 100 gramos de azúcar, el ron y el Jerez dulce.

Derretimos la cola de pescado a fuego lento en un cazo y la agregamos al preparado anterior removiendo con mucho cuidado para dejar después que se enfríe por completo. Vertimos la crema resultante en uno o varios recipientes de plástico y lo guardamos en el congelador durante unas dos o tres horas, removiendo con una cuchara de madera cada 30 minutos.

Mientras tanto en otro cazo derretimos el azúcar restante con un poco de agua y agregamos las almendras mientras las vamos removiendo para que se cubran bien con todo el caramelo. Extendemos el resultado sobre una bandeja y dejamos que se enfríe.

Cuando tengamos lista la espuma del melón, las distribuiremos en cuatro copas de postre y las decoraremos con las almendras. Este postre debe servirse enseguida.

Espuma de melocotón

Los ingredientes para preparar una exquisita espuma de melocotón para cuatro personas serán los siguientes:

  • 3 hojas de cola de pescado
  • 800 gramos de melocotones
  • el zumo de un limón
  • 150 gramos de azúcar
  • 1 copa pequeña de Marrasquino
  • ½ vaso de nata líquida

Ponemos de igual manera que en el preparado anterior la cola de pescado en remojo en un recipiente con agua fría. Mientras tanto vamos pelando los melocotones, eliminando todos los huesos y pasando su pulpa por la batidora o por el pasapurés a la que habremos añadido el zumo del limón, el Marrasquino y el azúcar.

Escurrimos la cola de pescado y la derretimos en un cazo al baño María, removiendo continuamente con una cuchara de madera a la que añadiremos la crema de los melocotones.

A continuación procederemos a montar la nata líquida para añadirla al resto de los ingredientes removiéndolo todo con  mucho cuidado.

Ponemos la crema en unas bandejas de hielo y las guardamos en el congelador durante aproximadamente 3 horas e iremos removiendo cada 30 minutos con la ayuda de una cuchara de madera.

Para finalizar distribuimos la espuma de melocotón en cuatro copas para postre y las servimos inmediatamente.

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: